Menú Cerrar

▷ #OPINIÓN El extraño caso del estrafalario Pastor Harry Larvado #20Sep

«Y hace que a todos, pequeños y grandes,
ricos y pobres, libres y esclavos,
se les dé una marca en la mano derecha o en la frente».
Apocalipsis 13:16

El psicópata acostumbrado a subestimar a los demás.- Solo imagínense la descomunal equivocación en que incurrieron Julio Vásquez y sus esclavos monos voladores jalabolas con síndrome de Stephen Candie, al subestimar a gente íntegra, extraordinaria y talentosa, fuera de lo común que se hubo incorporado a la institución con ánimos de hacerla florecer, darle distinción y para que recuperara el prestigio que perdió. Pero que por envidia procustiana y viles intereses criminales, de corrupción y prácticas inmorales, decidieron cuales bestias embestir. Ahora, esta gente de trascendencia real y no ficticia, los mantiene en el vilo. Pero Harry Larvado, la larva de la corrupción que queda en la institución se sigue equivocando, como perro que se come su propio vómito.

– Publicidad –

Y ha sido Harry Larvado el estrafalario esclavo espía “Stephen Candie” quien con psicosis carcelaria y una histeria crepuscular, por el miedo a que le pongan los ganchos a él y a sus amos, decide salir de “zumbao”, a defender lo indefendible, a irrespetar a quien cree una débil presa y a revelar su propia personalidad larvada, queriendo que se les reconozca que son criminales, pero que no se les castigue. Harry Larvado como todo criminal se siente jactancioso de sus hazañas, con pecho de paloma yerto demoniacamente por los males causados, en una osadía ramplona “quiere imponer redundando a lo arrecho” que se guarde silencio sobre las consecuencias penales de sus delitos e inducir que las victimas sufran de amnesia perversa.

¿Qué es la amnesia perversa? .- La amnesia perversa es un mecanismo de defensa del cerebro en el cual solamente recordamos las “cosas buenas” de cualquier relación vejatoria, eludiendo u olvidando el sufrimiento, el castigo y el dolor del abuso recibido. Pero mal puede tildarse de bueno “algo” en una relación vejatoria. ¿Cómo se manifiesta? El cerebro busca liberarnos de ese castigo, sufrimiento o dolor que significa volver a vivir esos flashbacks del narcisista psicópata y tiende a que recordemos únicamente lo falsamente digno y lo embaucadoramente agradable. La amnesia perversa es muy peligrosa porque crea un refuerzo en el apego hacia el perpetrador y produce un fenómeno muy extraño por el cual se recae en la relación con el psicópata una y otra vez. Y Harry Larvado quiere que todos los ofendidos sólo olviden y pasen la página como si nada hubiera pasado. Exigiendo perdón, pero no pidiendo perdón, ni mostrando arrepentimiento. En holocausto a su amo Julio, a Chuchín y a él, y a favor de todos los hampones monos voladores jalabolas que lo han acompañado en su corruptísima y malévola gestión, marcados con el número de la Bestia que les tatuó Julio Vásquez.

Pues bien, aquí es menester mencionar el extraño caso del estrafalario Pastor Harry Larvado .- Harry Larvado, es un chabacano Pastor, un esclavo espía “Stephen Candie” mono volador jalabolas de Julio Vásquez y de Chuchín; por cuya aquiescencia el patrimonio de la institución sufrió delitos continuados de forma incesante en elevados despojos y en ese afán en vez de salvaguardarlo se prestó para cometer crímenes contra bienes del estado y quien además es autor de delitos contra la administración de justicia, por motivos fútiles; al punto que mantiene encarcelados y por tanto privados de libertad a unos hombres inocentes a quienes él por un vano sentido de importancia que reclama como “demente” y que nadie le quiere atribuir, decidió que quienes no se le arrodillen como si fuera el propio amo Julio el coronel narcisista psicópata, entonces los calumnia haciendo que la justicia los impute de delitos que no cometieron. A Harry se le sale lo marginal del barrio, pero los familiares de los inocentes e injustamente imputados que también son gente del barrio, lo están esperándolo “en la bajaita”.

– Publicidad –

El daño no solo lo ha perpetrado Harry en contra del recurso material o patrimonial de la institución sino que también traficando con la hipocresía, de modo artero se infiltra en la vida privada y profesional de sus compañeros de trabajo para dañarlos y satisfacer las perversiones de su amo Julio en una búsqueda descabellada por “descubrir o inventar” el talón de Aquiles de los demás en un maligno deseo de chantajearlos y someterlos o para causarles infamias si su plan de manipulación y de titiritearlos no le diere resultado. No podemos abstraernos de que su idolatrado amo Julio el coronel psicópata es un depredador social, y asimismo es el enviado satánico para la perdición del alma de Harry Larvado, y en cuya ruina espiritual está conjurado de la misma manera Chuchín.

Aquello que es larvado, se presenta ocultando su verdadera naturaleza.- Porque Harry ha denunciado como culpables a inocentes víctimas, con conocimiento de la falsedad de esos delitos y con temerario desprecio hacia la verdad, por lo que engañando a jueces y a fiscales ha logrado en contra de las leyes de Dios y en fraude de las leyes de los hombres, que unos jóvenes y humildes padres de familia sufran el abuso de la mentira de un Pastor indigno. De igual modo, el estrafalario Pastor Harry Larvado, adorador de la Bestia, es conocido por deshonrar a su madre en su osadía de estafar a su progenitora quitándole la casa y apoderarse incluso de los bienes de la herencia en perjuicio de los demás sucesores legítimos. Es que el estrafalario Pastor Harry Larvado, cual canalla en imitación de su perverso amo Julio Vásquez, le gusta cometer delitos camuflados y de bajo perfil, tal cual larvado.

¿Qué es lo que ministra el Pastor Harry Larvado? .- La evidencia empírica nos muestra que Harry Larvado ministra indecencia y corrupción, que ministra un lenguaje soez y perverso, que vocifera palabras dañinas y calumniadoras. Este parásito social e institucional, en una seudo demencia histérica asustado porque ha tenido que colocar sus barbas en remojo, aunque pedante para que lo reconozcan como delincuente, también con desvergüenza exige que no lo castiguen, al verse los ganchos puestos al experimentar un “dejavú” y con una indignidad y perversión descomunales se expresa en contra del prójimo con una jerga propia de un malandro, utilizado solo por la basura delincuencial de forma profana e infame, presentándose como ejemplo de mal hombre que hace detestables obras ante los ojos de Dios. Si nadie había pensado en ti Harry, perdiste la cordura tirando golpes a lo loco.

La larva del mal.- Harry Larvado, demuestra con sus ademanes y el verbo impropio de un Pastor, que ni es serio ni es íntegro, que ni es espiritual ni es buena gente, que no es un representante de Dios, sino un ministro de Satanás. Su discurso no es de perdón, de aquel perdón que pregona deben darle a él y a su amo Julio y a su caporal Chuchín. Por el contrario el estrafalario Pastor Harry Larvado, es un fétido ejemplo de un malévolo timador y falso ministro de Dios, con un vocabulario indecoroso, insolente, indigno, vulgar e indecente, con una escritura en oprobio de a quienes en su mente y en su corazón los percibe como enemigos en un ataque de pánico, en “un espejismo de captura”, a la vez que pide indulgencia para él, para su amo Julio Vásquez y para su capataz Chuchín, no se arrepiente de tener en la cárcel a hombres inocentes y de haberle robado la casa a su madre. Harry Larvado es un enviado de la Bestia. «Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que hacía señales en su presencia, con las cuales engañaba a los que habían recibido la marca de la bestia y a los que adoraban su imagen; los dos fueron arrojados vivos al lago de fuego que arde con azufre. Apocalipsis 19:20».

Dios te ve en lo secreto Harry.- Acomodaticiamente el Pastor Harry Larvado olvida que Dios impone a sus ministros, no solo alejarse del mundo, sino también les exige vivir de una manera que den testimonio a los no creyentes. Dios invita a los Pastores a cuidar con detalle cada aspecto de sus vidas de manera que puedan ser fieles en todo a Él. Pero el lenguaje corporal, oral y escrito de Harry Larvado, todo su comportamiento privado, son ofensivos a Dios y a su ministerio. Escondidito, Harry comete pecados para perjuicio de otros ¿Qué clase de ministro puede ser Harry Larvado con su conducta satánica? Si amaras a Dios Harry Larvado, desde hace tiempo te tendrías que haber separado de las compañías de tus amos Julio y Chuchín. Porque el hombre sabio cuando ve el peligro se aparta. Pero tu alma siente complacencia con el caldo de mierda en el que “chapoteas” con afecto hacia el delito, la maldad y el pecado.

Como perro que vuelve a su vómito, así se comporta Harry Larvado.- El caso es que este estrafalario Pastor, no es Pastor nada, no puede serlo porque su comportamiento es incongruente con lo que se espera de un Pastor cristiano, que debe estar comprometido con el afloramiento de un hombre espiritualmente virtuoso, de un hombre que debe trabajar para Dios y no para corruptos y delincuentes. Harry Larvado es un hombre burlón y ofensivo, que no mide sus palabras ni respeta al Pastor que dice ser, que se atreve en contra de los hijos de gente honorable que ya él quisiera ser y con la más vil bajeza arremete perturbando con su “jeta” el honor familiar de sus extrañadas víctimas que ni se habían enterado del corazón malvado de Harry y a quienes les ve la “cerca bajita” para quedarse impune y sin tener ni idea de lo que es sagrado y no tiene sobre sí otra autoridad que el arrastramiento que le venera a Julio Vásquez y a su capataz Chuchín. De modo que como cochino que le gusta arrastrarse en la mierda igual hace Harry Larvado y como perro que se come su propio vómito – proverbios 26:11- , vuelve en todo momento al pecado, en contra de lo sagrado y en contra de sus hermanos y semejantes, para rendirle pleitesía al malandro que lleva por dentro, porque no tiene a Dios sobre sí, más por el contrario usa el nombre de Dios para infiltrarse y camuflarse como un hombre que no es espiritual.

Harry el estrafalario Pastor burletero y escarnecedor.- Pero entendemos que “en los últimos tiempos habrá burladores que irán tras sus propias pasiones impías”. Judas 1:18. Y los escarnecedores como el Pastor Harry Larvado, tendrán su castigo dice el Señor. Es que Harry aprendió el oficio de escarnecedor de su amo Julio Vásquez un escarnecedor diabólico. “¿Hay entre vosotros quien se burle de su hermano…? “¡Ay de tal persona, porque… debe arrepentirse, o no puede ser salva!” (Alma 5:30–31). La burla es un síntoma del pecado elemental del orgullo. Harry se atreve en contra de lo que ningún delincuente se atrevería, o solo delincuentes satánicos lo harían y con su jeta ensucia el honor y la reputación de personas dignas que en algún momento pensaron que Harry Larvado era un individuo ecuánime y justo por “andar supuestamente en las sendas de Dios” y acontece que no puede andar en caminos de rectitud quien se deleita con conocidos criminales y participa de sus botines y los defiende afrentando a gente de bien, “chapoteando con el mal”. Nadie se atrevería a burlarse de un discapacitado. En cambio Harry se burla de los hijos enfermos del prójimo, pues al igual que su amo Julio, es un maldito disfóbico, que además, es un rasgo de muchos trastornos psiquiátricos como los trastornos por ansiedad y los trastornos del estado de ánimo.

Recordemos algunos asuntitos pendientes de Harry Larvado.- La responsabilidad penal de Harry en el saqueo, robo y hurto prolongado y constante de los bienes del estado. Aquí debemos incluir todas las toneladas de comida y proteínas robadas, cada día, cada semana, cada mes y cada año. Y respecto de los bienes con que contaba la institución y que Julio Vásquez y Chuchín hurtaron y vendieron para uso personal, entre lo que no podemos obviar, el hurto de los equipos de computación – de escritorio y portátiles- , impresoras, pendrives, los aparatos de wifi, escáneres, cámaras de vigilancia y cámaras fotográficas y todo tipo de aparatos de tecnología, los proyectores y video beams; la flota vehicular, las motocicletas, el menaje, las cocinas, además del instrumental y equipos del comedor, los aires acondicionados y sus componentes; los vehículos desvalijados y vendidos, las puertas que arrancaron y se llevaron para sus casas; el material de oficina que de manera continuada extrajeron para la venta y su uso personal, el material de aseo y limpieza que era una provisión para institución pero de exclusivo beneficio para Julio, Chabela y Chuchín en desmedro de la institución. Se hurtaban las donaciones que no llegaban al edificio pues no las reportaban y se las apoderaban antes de arribar a la empresa pero algunas veces se registraban en menor cantidad para hacer la pantomima que ingresaban realmente. Esto es apenas una pequeña lista, muchas otras cosas se han de encontrar en las casas de Julio, de Chabela, de Chuchín y de Harry, estos siniestros hipócritas, traicioneros y culpables delincuentes.

«Y vi a otro ángel que subía de donde sale el sol
y que tenía el sello del Dios vivo;
y gritó a gran voz a los cuatro ángeles
a quienes se les había concedido hacer daño a la tierra y al mar,»
Apocalipsis 7:2.

Crisanto Gregorio León

[email protected]

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

– Publicidad –

Fuente de TenemosNoticias.com: www.elimpulso.com

Publicado el: 2023-09-20 10:47:00
En la sección: ▷ Archivos de Opinion – El Impulso

Publicado en Opinión
WhatsApp