Menú Cerrar

▷ #OPINIÓN Los Diarios de la Zía Nona: Mejor llegar que Estar… (Parte VI) #30Nov

▷ #OPINIÓN Los Diarios de la Zía Nona: Mejor llegar que Estar… (Parte VI) #30Nov

A los Qatar-sicos 22

 “Jugamos como nunca y 

– Publicidad –

…perdimos como siempre”

“Ningún jugador es tan bueno 

…como todos juntos”

– Publicidad –

Di Stefano

 “Prefiero ser buena persona, que el 

…mejor jugador de futbol del mundo”

Messi

“Seguramente sea feo pero tengo encanto”

Ronaldinho Gaucho

“Si no tienes suerte y gente que te ayude en el 

…camino. Nunca llegarás a ser el mejor”

Zidane

Cuando en la final del Mundial de Futbol 1970 Brasil-Italia, arrancó ganando Italia con gol de Boninsegna contra Brasil (por aprobación, mejor equipo de la historia del fútbol según peritos) los alaridos se oían a kilómetros mientras en la metrópoli caraqueña no había uno en la calle y los pulsos latían con desorden impetuoso. Mamá no sabía mucho del tema pero indagaba quién iba ganado pero sin ver el partido. A su manera, mamá era fan auditivo, una rareza para un no seguidor del deporte Rey. Y no había predilección por ningún plantel. 

El contento para los Tifossi duró poco y fueron a la pausa ganando y alentados pues tenían un Dream team, pero el Dream team carioca era a la sazón el mejor del mundo y a la postre el mejor team de la historia; La Canarinha no es sólo deporte, tiene más de maestría y tradición de los hijos de la samba. A los criollos de la peque Venecia a falta de vinotinto en la justa, mi gran ardor es la verdeamarelo, más allá de ser hijo de la forza azzurri

Para un carioca el fútbol es un tema serio no lo toman a la ligera. Es una cuestión de vida y muerte. El Jogo Bonito de hecho tiene centenas de figurados. En cambio por la tierra de Alonso de Ojeda de vaina significa dos cosas: patadas y goles. Pero para mamá era otra instancia para ordenarse y escuchar los gritos de la multitud desde su autismo de orden. Así que para Carmen la frase del argot futbolero… “mejor llegar que estar” tenía total sentido si aplicaba a su deporte favorito: <<el deporte o la agonística de la ordenanza…>>

Mamá era el Pelé (Edson Arantes Do Nacimento) del orden, (no un Diego Armando Maradona rancio) si es que se quiere inventar una analogía con el tema en boga, luego de la infausta peste y el desfase del calendario habitual de la justa mundialista cada 4 años. Pero ese día mamá se tomó en serio la bendita frase. Había un encanto en su melodía, un hechizo en su fonética, un embrujo en su auténtico significado. 

Llegar justo en plaza es una corazonada, Estar un facto. Mamá fue un barógrafo de llegarle a la limpieza donde esté sin cuartel. Si relente y pátina surgían, la perversa suciedad debía atacarse ipso facto, y nada de posponerla. Lo de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy creí que mamá lo había ideado por sentido común. Pero mami era una aspiradora de ciencia útil y aplicada por la imputada senda de la pulcritud. En ello los creadores como buenos atletas originan la oportunidad en el instinto y la experiencia combinados. Tienen la capacidad de olfatear el entorno, de ir a su llamado, de resolver lo que precisa.       

Mamá hacía reír cuando comentaba que no hay mayor desentonado que un equipo de futbol cantando el himno nacional. Y con cara arrugada exponía que prefería morir que olfatear la ducha de un equipo de mulatos sin bañar. Mamá ocultaba su animadversión a los prietos, más por su pinta que por su clase social. Al final era por ambas razones. La verdad mamá no soportaba la marginalidad. La asociaba a lo palurdo, desarreglado e insalubre. El asco y escrúpulo son enemigos fieros para el obsesivo del orden y ¿cuál más desordenado que las cuentas descuadradas del régimen por faenas redondas de la corrupción? La deuda socioeconómica es la peor a la hora del misterio de la cuadratura del círculo revolucionario.

Como estar siempre al presente es parte de lo filosófico de cualquiera, sepa o no de filosofía, lo mejor de estar y/o llegar será vivirlo con intensidad. Carmen siempre lo supo y lo más importante lo practicó de por vida sin quejas excepto del gobierno ¿Y quién aguanta a un conductor de guagua gobernando al circo (país) con los payasos del proceso?

Al fin, estando en la sala de los compadres Santaella el juego nos tiene hipnotizados y nerviosos. El balcón del piso veinte daba vértigo incluso sin asomarse. Las nubes pasaban a nivel del Ávila. Casi estábamos donde vuelan los atrevidos zamuros samureando la zona nublosa de la estratosfera de la residencia Don Manuel. Me llamó la atención del inmueble con nombre masculino y Prefijo con-Don. Salió un verso sin esfuerzo impúdico.

Finalmente llegó el segundo tiempo. Las uñas comidas y la tela sudada antecedía al tiempo complementario. Los ojos abiertos hablaban de angustia. La incertidumbre, dejaba sabor amargo no solo en la boca, es en todo el alma mortificada. Pelé aparece en escena y el mundo cambió para felicidad de los fans. Un golazo histórico con un sombrero del inmortal Pelé nos puso a llorar y gritar de la alegría. Apenas empatados ya íbamos ganando en solaz y felicidad de esa que no se puede fingir, que embarga todo lo estúpido y absurdo de la vida y de los vivos que se creen mejores y de los mejores que no gustan de la estulticia. Todo lo absurdo de la vida en un cuero que anida en la red. Un sinsentido con sentido. El deporte es el calmante contra el absurdo. Es el recreo de lo irracional. Un opositor eficiente contra la entropía y el desorden. Solo por esto último y nada más, mamá amaba el futbol y a nosotros nos metía el golazo, el tanto de la higiene x-treme.

Los gritos no dejaban escuchar a los narradores e incluso éstos gritaban como locos. Parecía que estábamos en el estadio con la fanaticada y quién sabe si en muchas formas si éramos pues llegábamos para estar y estábamos para llegar. Cada gol era la festividad que daba la vuelta al mundo en ochenta millones de gritos x segundo. Gol tras gol la demencia exponencial traspasaba las barreras del tv y nuestra locura, que iba y venía en ecos desde la montaña mágica de Humboldt y Bonpland, el coloso celador del sueño caraqueño. Cabré lo pintó pero en realidad lo ensoñó. Que belleza nuestra ciudad de los techos rojos ahora es la ciudad de los terrazas rojas rojitas… 

El encuentro terminó en algarabía donde hubo de todo, robos, muertos de alegría y otros de rabia, suicidios, asesinatos, violaciones y pare de contar. Por dentro pensé que uno  confundía la locura con la alegría y promovía la alegría de la locura. Tarde nos fuimos cada quien a su casa. Pero yo solo recuerdo una cosa aparte. Lo bella y limpia que fue mamá aun cuando al final de sus días dependía de quien la aseaba. Mamá te amo donde sea que estés y no te preocupes del desorden que aprendí de la mejor y voy llegando para estar siempre cerca de ti, aunque hoy en cenizas para mí eres un ave fénix eterna. Por favor, no arregles el cielo, deja al Sereno en Santa Paz arreglando la humanidad, que considero un caso perdido… 

Bendición… Mistifu…  

MAFC

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

– Publicidad –

Fuente de TenemosNoticias.com: www.elimpulso.com

Publicado el: 2022-11-30 13:21:55
En la sección: ▷ Archivos de Opinion – El Impulso

Publicado en Opinión
Volver al inicio