Menú Cerrar

El falso mapa rojo, por Carlos Ramírez López

El falso mapa rojo, por Carlos Ramírez López

(24 de noviembre del 2021. El Venezolano).- Voy a comenzar este artículo diciendo que no soy pesimista ante lo que ha ocurrido con esta farsa electoral ejecutada por el régimen y a la que algunos le adjudican el haber obtenido un exitoso resultado respecto a cambiar la percepción dictatorial que el mundo tiene de él aún habiéndose constatado cerca de un 60 por ciento de abstención, conclusión absolutamente falsa, lo ocurrido le ha resultado todo lo contrario. Veamos:

Escrito por: Carlos Ramírez López

LA INCIDENCIA DE ESTE FRAUDE ELECTORAL EN EL PROCESO ANTE LA CPI

En primer lugar, recordemos que en paralelo está en curso un proceso ante la Corte Penal Internacional por haberse constatado la comisión de crímenes lesa humanidad en nuestro territorio y que apuntan hacia la autoría por parte del régimen, proceso éste que avanza hacia la tercera fase del trámite en la que el objetivo es determinar si en el país existe un sistema judicial independiente capaz de juzgar esos crímenes y sancionar a los culpables y si efectivamente lo ha hecho. Ahora en el informe final de la observación practicada por la Unión Europea se ha dejado constancia de que en Venezuela no existe tal independencia, que el régimen controla a los jueces, pronunciamiento que sin duda incidirá en el dictamen final que esperamos para sentar a Maduro y su pandilla en el banquillo de los acusados en La Haya.

ESTADOS UNIDOS

Por otra parte, el gobierno norteamericano por declaración del Secretario de Estado Antony Blinken también dictaminó que estas alecciones y sus resultados no tienen credibilidad alguna y que por ello se le mantendrán las sanciones al régimen. Esto dijo: “La administración estadounidense mantendrá el rumbo sobre las sanciones petroleras de Venezuela después de considerar que las elecciones locales del 21 de noviembre en el país no fueron ni libres ni justas, sino que terminaron con un breve coqueteo con una política más conciliadora”.

A LO INTERNO

Que Maduro ahora obtuvo un gran éxito porque se agarró casi todas las gobernaciones y las alcaldías es un hecho que, por el contrario de percibirse como un éxito, es otro elemento que le acusa pues todo el mundo sabe que su régimen es un desastre, que el país está destruido, sumido en una crisis humanitaria de tan gigantescas proporciones que mantiene una emigración estimada en mas de 5 millones de personas solo comparable con lo de Siria. -Que en las cárceles se mantiene centenares de presos políticos sin debido proceso judicial para el ejercicio del derecho a la defensa. -Que la persecución política, la tortura y el crimen son prácticas recurrentes e impunes del aparato represivo. -Que millones de ciudadanos se encuentran en pobreza extrema gracias al robo, al saqueo de los dineros públicos. -Que la crisis hospitalaria es la de un país destruido. -Que estamos invadidos por el narcotráfico y por bandas criminales internacionales. -Que estamos en proceso de convertirnos en base de operaciones de Irán en esta parte del mundo como lo ha denunciado el gobierno de Israel. Ante ese dantesco cuadro nadie seriamente puede creer que los autores de semejante desastre son tan queridos como para que, en uso de una libertad de elección, la población les dé su voto casi en unanimidad. Por el contrario, eso es evidencia de que no se trata de elecciones libres sino controladas, manipuladas, como ha ocurrido en otros casos de atroces dictaduras como por ejemplo ocurría con Saddam Hussein quien ganaba aprobaciones con referendos que cada vez le repetían 100% de los votos para gobernar por períodos de 7 años mas.

 RESPECTO A LA OPOSICIÓN

Lo ocurrido también nos muestra que las organizaciones políticas están mal, muy mal conducidas, tanto que no han logrado articular un frente común. -Que está cundida de ciegos que no ven como trazar y practicar una política exitosa. -Que anteponen intereses de grupos a los del pueblo. -Que les domina la ambición de ser los únicos. -Que no son capaces de delinear una política inclusiva, unitaria, y que por ello tiene una alta cuota de responsabilidad en lo que ocurre.

NI GOBERNACIONES NI ALCALDÍAS SON LA SOLUCIÓN

Nada cambiará con los resultados de estas farsas de elecciones locales pues ni las gobernaciones ni las alcaldías son la solución cual sea el número que se obtengan, siempre sobre ellas penderá la amenaza de su inutilización mediante los “protectorados” u otro subterfugio -carcelazos incluidos- para anularles la gestión. Es el poder central el que tiene la posibilidad de un cambio. Unas gobernaciones o unas alcaldías más no nos devolverán el país de libertados, de paz, de prosperidad que una vez tuvimos. Ese ha de ser el objetivo, y para llegarle se hace indispensable un cambio de rumbo, de políticas, apuntar hacia una unidad real, acabar con esa visión de cogollo que domina el escenario en el único órgano político institucional que nos queda que es la Asamblea Nacional elegida en el año 2015 y que hay que mantener a toda costa, solo que ahora mas que nunca se necesita elaborar una política realmente nacional, unitaria, inclusiva en vez de grupal y excesivamente partidista como ahora lo es.

HAY QUE REPROGRAMAR LA POLÍTICA

Es momento de retomar banderas de verdadera unidad, de elaborar una política única para enfrentar este desastre. -Que se reformule el gobierno interino refrescando su liderazgo en el que se incluyan otras visiones hasta ahora sectariamente excluidas. -Que se corrijan errores para poder avanzar. Insisto en que el liderazgo de Guaidó está agotado, que él mismo probablemente desea que se le cambie. -Que cesen las rivalidades partidistas y se haga un gobierno alterno de verdadera unidad nacional con una programación inclusiva. Se necesita un verdadero gobierno en el exilio con fuerte actividad diplomática en manos de gente de esa especialidad que bastantes que los hay. También una especie de Ministro de Defensa que organice a tantos militares perseguidos que deambulan por el mundo. En fin, que se aparte el egoísmo, el sectarismo y busquemos la conquista del poder real en vez de esas “boronas” que al dictador le place permitir pretendiendo cambiar de imagen tal cual un Saddam Hussein redivivo.

Fuente de TenemosNoticias.com: elvenezolanonews.com

Publicado el: 2021-11-24 13:05:26
En la sección: Opinión – El Venezolano News

Publicado en Opinión
Volver al inicio