Menú Cerrar

El método Raúl Cimas, por Juan E. Fernández

El método Raúl Cimas, por Juan E. Fernández

Ilustración de Alexander Almarza, @almarzaale

@SoyJuanette

Como comediante obviamente he tenido muchos referentes, ya les he contado muchas veces de la admiración que siento por mi querido amigo Laureano Márquez, por Andreu Buenafuente y qué decir de mi maestro Reuben Morales, que, para mí, es uno de los mejores teóricos del humor de nuestro continente.

Pero hoy les quiero hablar de un visionario, un genio de esos que nacen una vez cada 200 años en Albacete: Raúl Cimas. ¿Y qué lo hace tan especial? Que el tipo dio con la fórmula que llevará a las producciones audiovisuales al siguiente nivel. Cimas es un emprendedor, un empresario del entretenimiento que ha creado un modelo de negocio que llevará a la quiebra a Disney, MGM, FOX, y Paramount, pero ¿cómo?

Hace unos tres años, antes de que estuviésemos confinados por esto de la pandemia, Raúl Cimas inventó, sin saberlo, un nuevo sistema para filmar películas y series desde casa y con un presupuesto bastante acotado ¿Qué impulsó a Cimas a dar este paso trascendental para la historia del cine? Pues sin duda la modorra. Y el desgano de tener que bañarse y vestirse para ir a un set de grabación.

Paradójicamente, en la nueva normalidad, el sistema Cimas será el usado por las productoras más laureadas, hasta las menos conocidas y pobre de aquella compañía que no lo haga, pues estará condenada a desaparecer.

Seguro te estás preguntando ¿por qué el método Cimas es tan exitoso? Porque bajo este modelo de producción no necesitas pagar actores, ni pagar viajes, ni pagar nada…  

Para producir bajo el método Cimas, lo recomendable es contar con vecinos bastante variopintos, pues Raúl hizo muchas de sus superproducciones con gente que vive en su barrio. Personas que no son actores de oficio, pero que sin duda tienen un talento innato. Ver una de las Series de saldo o algún capítulo de Juancar qué te pasa, es una experiencia felliniana. Al final de este artículo les dejo un par de muestras para que vean de lo que les hablo.

Lo primero que debes tener en cuenta para iniciar la filmación de tu primer video bajo el método “Cimas” es la historia. Acá tienes dos modalidades: La primera, que llamaremos “Primera”; y la segunda, que llamaremos “Segunda”.

 La “Primera”

Consiste en versionar una serie o película, pero desde tu perspectiva. Tú y yo sabemos que no estarías plagiando nada, pero ya ves como son los estudios. Así que cambiales un poquito el nombre para que te evites una demanda. Te pongo un ejemplo: imagínate que quieres filmar tu propia versión de Pinocho; te recomiendo que no lo llames así, más bien titúlalo “Mi hijo se quedó duro”, o “Qué palo de hijo tengo” (palo de madera obvio).

 La “Segunda”

Ya es una cosa más trabajada, pues, tal vez dentro de tu barrio, o en tu edificio hay una o varias historias que contar. Así que haz una reunión con la persona que más sabe de la historia del barrio. “El portero”, o tal vez alguna señora jubilada que siempre está asomada al balcón cual centinela. Ella puede ser de gran ayuda para escribir el guion.

Ahora bien, para entrar en este mundo de la nueva producción cinematográfica, creada por el gran Raúl Cimas, y que está llamada a salvar la industria del entretenimiento pospandemia, tienes que vivir en un barrio abierto. No me refiero a que las puertas estén abiertas, sino donde los vecinos sean de todas las etnias posibles. Es decir, si vives en un barrio de ricos donde todos son rubios, no hay nada que hacer, y si vives en un barrio donde todos son de color (de color negro), pues tampoco. Recuerden aquel viejo dicho de la cocina que aplica también al cine: en la variedad está el gusto. Porque imagínense que quieran hacer una peli de kung fu, o un homenaje a Bruce Lee o Jackie Chang y no tengan a un chino…

Ahora bien, si decides seguir con tu idea ¿No sería genial contar con una app donde puedas pedir el personaje que te falta? Por ejemplo, si te falta el chino para rodar Dragón simplemente lo solicitas a la aplicación y un delivery te lo lleva hasta el set de filmación, es decir, a la sala de tu casa.

Solo espero que Raúl Cimas pueda leer esto porque me gustaría plantearle un par de nombres para la app que hará universal El Método Cimas, y que lo hará millonario a él: Uber Film o ¡Filmemos Ya!, con esos nombres no puede fallar.

Y ya para terminar, cumplo con mi promesa: acá les dejo dos ejemplos del maravilloso resultado de filmar bajo el sistema inventado por este hijo ilustre de Albacete:

Juancar que te pasa: Las bragas de la señora remedios

Juego de tronos

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es



Post Views:
530

Fuente de TenemosNoticias.com: runrun.es / Juan E. Fernández

Publicado el: 2020-08-02 06:30:34
En la sección: Opinión – Runrun

Volver al inicio