Menú Cerrar

GERSON REVANALES: La reelección de Almagro

GERSON REVANALES: La reelección de Almagro

La reelección de Almagro

 ***El triunfo de Almagro significa la derrota de Chávez, Maduro, los Castro, Ortega, Correa, Evo, Lula y tantos que vivieron y pensaron que con los petrodólares se podía hacer una revolución crematística.

 

Balcón del ciudadano – GERSON REVANALES

La elección llevada a cabo el pasado viernes 20 en la OEA, va más allá de reelegir a Almagro como Secretario General, con consecuencias y repercusiones sobre la organización a corto, mediano y quizás largo plazo. De sus resultados dependía, en primer lugar, la defensa sin tregua de la democracia en la región; recuérdese que ya el propio expresidente Chávez -en la Cumbre de las Américas (Québec 2001), junto al resto de los gobernantes asistentes, reconocieron en la declaración final que la democracia representativa es indispensable para la estabilidad, la paz y el desarrollo de la región y que uno de los propósitos de la OEA es promover y consolidar la democracia representativa. La realidad hoy demuestra que gobiernos autoritarios de corte socialista y comunistas son una amenaza para la estabilidad regional. Venezuela es el único país en el mundo que se encuentra enemistado con todos los países con los cuales tiene frontera terrestre y marítima.

Como una segunda consecuencia estaba el empoderamiento de enemigos de la organización como la familia Castro y el “clan” Maduro, a través de testaferros hoy instalados en México, Nicaragua y algunas islillas en el Caribe. La derrota de la candidatura de Almagro hubiera sido una derrota para la democracia y los principios de la Carta Democrática, permanentemente vapuleada por los regímenes totalitarios de izquierda, que se esconden detrás de una mal interpretación de los principios de no injerencia y soberanía para evadir sus deberes y compromisos con la democracia y los Derechos Humanos.

Un tercer elemento de importancia para bien y fortuna de la región, con la reelección de Almagro, es la continuidad en defensa de los principios democráticos; de lo contrario su derrota hubiera significado un quiebre dentro de la institución que la hubiera llevado a un estado de paraplejía institucional. Estamos seguros de que quienes se opusieron a la reelección de Almagro le cuestionan su defensa de los elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; y de sus componentes como son la transparencia de las actividades gubernamentales, la probidad, la responsabilidad de los gobiernos en la gestión pública, el respeto por los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa; todos y cada uno de ellos violados en nuestra patria.

Si se comparan las últimas votaciones dentro del Consejo Permanente en el caso venezolano, en el cual Almagro se la jugó, nunca se sobrepasó la barrera de los 20 votos; sin embargo, en esta oportunidad (a pesar de candidaturas divisionistas) su reelección contó con 23 votos a su favor, lo cual demuestra la confianza de estos gobiernos al respaldar su reelección y liderazgo personal.

En la transversalidad de intereses que representan unas elecciones en un organismo internacional, vale la pena analizar la composición de las candidaturas presentadas además de la de Almagro. Luego del retiro del candidato peruano de Hugo de Zela quedó la candidatura de Espinoza, la cual contó con solo 10 votos: los ya conocidos anti-OEA como Argentina, Nicaragua y México, (6) seis votos del Caribe “petrodependientes” con excepción de T$T y el de Canadá, donde privó su interés nacional; lo cual demuestra que en estas lides no hay amigos ni solidaridades, sino intereses; y el de Canadá, como se comenta en círculos diplomáticos, su candidatura al C/S en la ONU como miembro no permanente.

Con la reelección de Almagro se garantiza el espíritu que dio origen a la Carta de Bogotá en sus valores y principio y una derrota a un iluso que en un momento pensó que sería posible destruir la Casa de las Américas.

Fuente de TenemosNoticias.com: elnuevopais.net / ENPAISZETA

Publicado el: 2020-03-24 17:02:59
En la sección: Columnistas – El Nuevo País

Volver al inicio