Menú Cerrar

GERSON REVANALES: Maduro a la Corte Internacional de Justicia

GERSON REVANALES: Maduro a la Corte Internacional de Justicia

Maduro a la Corte Internacional de Justicia

 ***A finales de mes, el régimen enfrenta el reto más grande en la política exterior venezolana al tener que defender la falta de jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso de la controversia con la excolonia inglesa de Guyana.

 

Balcón del ciudadano – GERSON REVANALES

Dentro de dos semanas, entre el 23 y el 27 de los corrientes, serán las audiencias públicas convocadas por la Corte Internacional de Justicia para determinar si tienen jurisdicción en la demanda interpuesta por la excolonia inglesa de la República Cooperativa de Guyana. Históricamente, desde la creación de este alto tribunal, Venezuela siempre ha desconocido su jurisdicción; sin embargo, el caso llegó a la Corte por diferentes razones externas e internas. En cuanto a las externas: al exceso en sus funciones del exsecretario General de la ONU, el surcoreano Ban Ki Moon al decidir en forma unilateral “si hacia fines de 2017, el Secretario General concluyera que no se ha logrado un avance significativo hacia un acuerdo completo para la solución de la controversia, elegirá la Corte Internacional de Justicia como el próximo medio de solución”.

De igual modo, el actual secretario Antonio Guterres al remitir la controversia se excedió en su mandato al no apegarse al preámbulo del “Acuerdo de Ginebra” al obviar que las partes acordaron (al momento de la firma del Acuerdo) que el objetivo y propósito era la resolución de la controversia de forma amistosa y del Art. (I) que compromete en la búsqueda de soluciones prácticas y satisfactorias de la controversia, lo cual no es posible por la vía jurisdiccional. El Secretario General es solamente el guardián y custodio de los acuerdos internacionales y no parte de ellos, al abrogarse decisiones que solo corresponden a los Estados involucrados, en este caso Venezuela

En lo interno, las razones son igualmente inaceptables cuando se trata de la soberanía territorial: la indiferencia, negligencia y falta de experticia jurídica de la Cancillería al no salir al paso a Guyana y permitir que las pretensiones de Guyana, con el financiamiento de las petroleras llegaran a la CIJ. La permisibilidad de la cancillería ante los deseos públicamente manifiestos del dictador Fidel Castro y su falta de reacción frente a las excolonias inglesas del CARICOM, ha sido desafortunadamente determinante.

Ante un hecho cumplido, la controversia llegó a donde no debió llegar nunca. La única defensa es seguir manteniendo la posición histórica como doctrina de no reconocimiento de la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia, al no haberse firmado acuerdo o compromiso alguno en el cual se reconozca la jurisdicción de esta instancia, como lo requiere el Art 36 del Estatuto de la CIJ. De lo contrario, el costo será muy alto para el régimen al poner en riesgo nuestra seguridad, integridad y soberanía al este del Esequibo.

Fuente de TenemosNoticias.com: elnuevopais.net / J. Gerson Revanales M

Publicado el: 2020-03-09 14:58:38
En la sección: Columnistas – El Nuevo País

Volver al inicio