Menú Cerrar

Pensamientos inicuos

Pensamientos inicuos

Pensamientos inicuos

Por: Alejandra Jiménez Pomárico  |  
18 Oct, 2021 – 11:21 am

Superar el diario vivir en nuestro país resulta muy difícil, más aun lidiando con un gran número de pensamientos y sentimientos, que se derivan de los retos o dificultades que deben esquivarse para lograr uno o múltiples objetivos. Un día puede transcurrir altamente productivo porque rindió el tiempo, el clima, transporte o algunos individuos implicados resultaron favorables. Por el contrario, el día puede ser caótico, carecer de los recursos para cumplir con tus tareas o metas, y ser agotador.

En ocasiones, no se trata solo de un día pesado, sino la semana entera, donde la sensación de improductividad o frustración ante las dificultades son agobiantes y generan una especie de irritabilidad. Con el paso de las horas nos llenamos de estrés, ansiedad y pensamientos inicuos en la mayoría de los casos direccionamos toda esa energía negativa en detrimento de alguien más. Quizás un vecino o desconocido que tuvo la osadía de enfurecernos con su comportamiento o articulación, un animal o mascota cuyo corazón palpitó en el momento o lugar equivocado, niños resultaron siendo niños demasiado cerca, o algún individuo llamó, con o sin razón, nuestra atención para procurar algo de nuestra parte.

Una situación que debería ser fútil, por carecer de trascendencia se convierte en una catástrofe y por ende responderemos con una dramática intervención. La cual oscila entre discusiones innecesarias que enemistan corazones, hasta reacciones violentas que cierran puertas y ventanas frente a nuestros semejantes, y tambalea la poltrona de la cordura.

Ante tal nivel de incertidumbre que se vive en Venezuela o cualquier otro país, y la constante amenaza de enfermarse de cualquier cosa por causa del estrés, es de sabios asirse de alternativas o herramientas de afrontamiento que evadan pensamientos y acciones inicuas o autodestructivas. De tal manera, es útil referir la técnica de las 24h que plantea David del Rosario en El libro que tu cerebro no quiere leer. Una interesante obra donde se exponen algunas herramientas de cambio de pensamiento para vivir satisfactoriamente.

La regla de las 24h consiste en reeducar el cerebro para pensar únicamente en aquellas tareas o situaciones a las que debo dar respuesta en un lapso de veinticuatro horas, y concentrarse solo en eso, el también llamado “vivir el hoy”. De esta manera, no sentirás agobio por una larga lista de pendientes ni la ansiedad de un futuro cercano incierto. Dada la multiplicidad de desafíos que podrías enfrentar en las próximas horas, resulta útil prescindir de los kamikazes del tiempo (agujas del reloj).

Interesante estrategia que requiere voluntad y algo de desenfado para ser aplicada diariamente, pero que si la acompañamos con actitud positiva y recuento autoempático, puede ser una de las claves para una vida satisfactoria y productiva. Al mismo tiempo, nos permite disfrutar de los pequeños logros que conforman las grandes metas, esto último suele presentarse como una capacidad humana en vías de extinción.

Fuente de TenemosNoticias.com: elperiodicodemonagas.com.ve

Publicado el: 2021-10-18 11:21:15
En la sección: Opinión – El Periódico de Monagas Noticias de Maturín Monagas Venezuela

Publicado en Opinión
Volver al inicio