Menú Cerrar

Sorpresas y esperanza, por Neuro J. Villalobos Rincón

Diálogo sin amnesia, más espejitos y collares, por José Gato Briceño – El Venezolano News

(21 de octubre del 2021. El Venezolano).- “Aunque el miedo tenga más argumentos, elige siempre la esperanza.” Séneca

Como acostumbran decir los amigos periodistas, esta semana en curso ha sido una semana muy noticiosa para Venezuela, tanto a lo externo como a lo interno del país. Para muchos no serán sorpresas, pero cada tema amerita una dedicación extensa, como ya otros lo han hecho, de acuerdo a la profundidad y densidad de sus investigaciones.

Podemos mencionar en primer lugar, el caso de la enfermera de Chávez, una de las lealtades bien remuneradas, que dió un salto multimillonario impulsada desde la oficina del Tesoro Nacional, donde aterrizó espectacularmente por obra y gracia de su personal atención a su mentor. La incautación de bienes por  más de 1.200 millones de $ y su deportación no le dieron chance a percibir su súbita bajada, aunque su esposo algo tendrá guardado para atender sus necesidades más apremiantes.

Desde España nos llega la noticia de que el “pollo” Carvajal, ni que cante como gallo evitará la ruta de su deportación hacia los EE,U,U, lo cual ha acabado con la sonrisa de unos cuantos nuevos acaudalados que están como los gatos, tratando de esconder sus inmundicias echándole tierra.

Quién más centimetraje ha logrado es el ciudadano colombiano convertido en diplomático venezolano por el régimen todopoderoso de Chávez-Maduro, Alex Saab Morán, dado su abultado expediente que da cuenta de parte de sus infladas cuentas como testaferro predilecto del régimen más corrupto y criminal de la órbita terráquea, así como de su extenso capital relacional, lista donde aparecen gobernantes y ex gobernantes de varios países y “distinguidas” personalidades del jet set financiero internacional.

Su deportación ya se cumplió y luce de lo más coqueto con su braga anaranjada en los E.E.U.U donde será acompañado por otros amigos muy pronto. Aunque ya manifestó que no tiene nada que contar, esperemos a ver cuánto dura su fortaleza de ánimo ya que solamente con la prueba de la “revisión de cavidades” lo hicieron llorar. El desespero y los gritos de “defensa”  en el Palacio de Miraflores ha causado más terror que las escenificaciones de las fiestas de Halloween en los Estados Unidos.

El canto y la interpretación vocal de ese “trío” solamente, ha causado más expectativas  que la de Pavarotti, Carrera y Plácido juntos en su momento. Sabemos por anticipado, que muchos de los que serán señalados en las canciones de ese trío dirán como en los viejos boleros de despecho que “todo es mentira y falsedad”. Que la presión ejercida en el “secuestro” de  estas inocentes palomas por el lobo feroz del imperio los “obligó” a decir tamañas barbaridades.

Una gran sorpresa que nos tomó a todos desprevenidos, fué el nombramiento de la inefable Tibisay Lucena como Ministra para la Educación Universitaria en Venezuela. Uno inmediatamente, dado el sesgo por provenir del sector, se pregunta: Cuáles serán los objetivos políticos que el régimen le encomendó a este personaje en dicho Ministerio? Será para que presente “resultados irreversibles” en las elecciones universitarias en favor del PSUV? Será para que formule una lista fortalecida del sector juvenil del partido? o será para hacernos entender a los profesores universitarios de una buena vez que los cultivos hidropónicos hechos en casa necesitan mano de obra calificada para aumentar la producción nacional?

Lo que sí podemos estar seguros es que para enriquecer la producción, captación, adaptación y distribución de conocimientos que nos ponga en sintonía con el desarrollo mundial no será. No obstante, mantengamos la esperanza de que esta tragedia pronto acabará, antes de que tengamos más argumentos para sentir más miedo de que el país que deseamos tener desaparecerá.

Fuente de TenemosNoticias.com: elvenezolanonews.com

Publicado el: 2021-10-21 13:18:22
En la sección: Opinión – El Venezolano News

Publicado en Opinión
Volver al inicio