Menú Cerrar

¿Puede Gustavo Petro impulsar un proceso de negociación en Venezuela?

¿Puede Gustavo Petro impulsar un proceso de negociación en Venezuela?

Para sectores de la oposición venezolana, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, puede jugar un papel fundamental como facilitador en un proceso de negociación para lograr condiciones electorales en Venezuela y, en general, avanzar en soluciones a la crisis.

Nicmer Evans, disidente del chavismo y pre candidato presidencial postulado por el Movimiento Democracia e Inclusión (MDI) para un proceso de primarias de cara a las elecciones previstas para 2024, planteó la posibilidad argumentando que el nuevo mandatario tiene interlocución con el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“La posibilidad de que el proceso de negociación se aproxime más a territorio venezolano es para los venezolanos es, sin duda alguna, clave y determinante”, dijo esta semana en conferencia de prensa.

A su juicio, Petro también puede facilitar los procesos de “investigación y transparencia” en relación con la situación con la empresa Monómeros.

Expertos consultados por VOA coinciden en que Petro pudiera convertirse en una “especie de propulsor de un proceso de diálogo o entendimiento en Venezuela”, básicamente porque pertenece a la misma “órbita de política” de Maduro y pudiera hacerle entender la necesidad de “resolver asuntos” en el país, lo que redundaría en un beneficio para Colombia, como expone el politólogo, José Vicente Carrasquero.

Carrasquero, experto en estrategia política y consultor en opinión pública y campañas electorales, descarta la posibilidad de que Petro funja como mediador en la crisis venezolana, sin embargo, sí ve que jugará un papel importante como impulsor de tal proceso.

“Son dos papeles distintos, igualmente importantes. Uno es convencer a Maduro y sus seguidores de la necesidad de ir a ese proceso y otra cuestión totalmente distinta es servir de mediador, el mediador requiere reconocimiento y respeto de ambas partes y yo veo un poco difícil que la oposición acepte a Petro como mediador visto su pasado y el sesgo existente hacia Maduro”, explica.

Posibilidad de que Petro sea mediador

Para el politólogo Enderson Sequera, la posibilidad de que Petro se convierta en mediador es una “hipótesis plausible” y, a su juicio, de llegar a estar interesado, podría jugar un rol como el que ha intentado mantener el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, ve poco probable que incida en un acuerdo político debido a que, según dice, el chavismo no tiene incentivo para negociar y la oposición no cuenta con un movimiento de presión que los obligue a mantenerse en la mesa.

“Mientras esto no se resuelva, mientras la asimetría no se reduzca, no habrá acuerdo político ni transición a la democracia en Venezuela”, expone al agregar que la única negociación que, desde su punto de vista, le interesa al chavismo es una negociación directa con la Casa Blanca.

La analista política Indira Urbaneja considera que actualmente Venezuela no es una prioridad para una “Colombia con desafíos y muchos temas por resolver”, pero advierte que sí es un “punto determinante” en la agenda de Petro quien, también estima, tendrá un papel parecido al de México y que actuará de forma comedida respecto a Venezuela.

“Petro sabe que el papel de Colombia en la crisis venezolana no puede ser el de convertirse en parte del conflicto que fue lo que se hizo en el gobierno anterior, sino el de convertirse en un gran mediador en favor del entendimiento, la paz y la democracia de Venezuela que a su vez también es la paz de Colombia”, afirma.

Carrasquero, experto en estrategia política y consultor en opinión pública y campañas electorales, descarta la posibilidad de que Petro funja como mediador en la crisis venezolana, sin embargo, sí ve que jugará un papel importante como impulsor de tal proceso.

“Son dos papeles distintos, igualmente importantes. Uno es convencer a Maduro y sus seguidores de la necesidad de ir a ese proceso y otra cuestión totalmente distinta es servir de mediador, el mediador requiere reconocimiento y respeto de ambas partes y yo veo un poco difícil que la oposición acepte a Petro como mediador visto su pasado y el sesgo existente hacia Maduro”, explica.

Posibilidad de que Petro sea mediador

Para el politólogo Enderson Sequera, la posibilidad de que Petro se convierta en mediador es una “hipótesis plausible” y, a su juicio, de llegar a estar interesado, podría jugar un rol como el que ha intentado mantener el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, ve poco probable que incida en un acuerdo político debido a que, según dice, el chavismo no tiene incentivo para negociar y la oposición no cuenta con un movimiento de presión que los obligue a mantenerse en la mesa.

“Mientras esto no se resuelva, mientras la asimetría no se reduzca, no habrá acuerdo político ni transición a la democracia en Venezuela”, expone al agregar que la única negociación que, desde su punto de vista, le interesa al chavismo es una negociación directa con la Casa Blanca.

La analista política Indira Urbaneja considera que actualmente Venezuela no es una prioridad para una “Colombia con desafíos y muchos temas por resolver”, pero advierte que sí es un “punto determinante” en la agenda de Petro quien, también estima, tendrá un papel parecido al de México y que actuará de forma comedida respecto a Venezuela.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro condicionó esta semana la reanudación del diálogo con la oposición en México a la devolución de un avión detenido en Argentina desde el 6 de junio por posibles vínculos con terrorismo.

“No nos vamos a mover ni en cosas de diálogo, ni en cosas de negociación, ni en ninguna cosa de esa, muy sencillo. Igual que como dijimos con el diplomático secuestrado, Alex Saab”, dijo Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional de mayoría chavista y jefe de la delegación oficialista en los diálogos con la oposición en México.

Al respecto, y recordando las experiencias que se han vivido en el pasado, Sequera opina que el chavismo no tiene intención en negociar y cree que “siempre encontrará alguna excusa para dilatar las conversaciones”.

Los diálogos entre el gobierno de Maduro y la oposición celebrados en México, quedaron suspendidos en octubre del 2021, tras la extradición a EEUU del empresario colombiano, Alex Saab, a quien el gobierno venezolano buscaba incorporar en su delegación.

VOA

SuNoticiero

Fuente de TenemosNoticias.com: sunoticiero.com

Publicado el: 2022-08-12 10:33:35
En la sección: Política – SuNoticiero

Publicado en Política
Volver al inicio