Menú Cerrar

The Wall Street Journal: Guía venezolana para robarse una elección – AlbertoNews

The Wall Street Journal: Guía venezolana para robarse una elección - AlbertoNews

El miércoles, seis demandantes presentaron una acción civil en el Tribunal para el Distrito Norte de Georgia contra el gobernador republicano Brian Kemp, el secretario de estado y otros cuatro. La denuncia alega un «fraude electoral masivo» para ayudar a Joe Biden a ganar las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Mary Anastasia O’Grady | Wall Street Journal | Primer Informe

Además, alega que «el fraude se ejecutó por muchos medios, pero el más preocupante, insidioso y atroz es la adaptación sistémica del antiguo ‘relleno de boletas’». Esto fue «amplificado y hecho virtualmente invisible por software de computadora creado y dirigido por actores nacionales y extranjeros para ese mismo propósito».

Los demandantes quieren que Georgia anule la certificación de la elección. La denuncia de 104 páginas se encuentra ahora ante el tribunal federal, que revisará el material presentado y emitirá un fallo.

Un elemento central del argumento contra el gobernador y sus asociados es la afirmación de que el software utilizado por Georgia fue desarrollado por Hugo Chávez, que murió en 2013, para robar las elecciones en Venezuela. Los críticos descartan esto como una fantástica teoría de la conspiración. Pero en cambio deberían darle la bienvenida y ayudar a ventilarlo.

Los demandantes han recopilado declaraciones juradas, registros de la junta electoral y otras pruebas documentales y, según la ley, tienen derecho a acceder a los tribunales para presentar sus quejas. Lejos de socavar la democracia estadounidense, esto demuestra sus fortalezas y la distingue de países como Venezuela, donde las elecciones se roban con impunidad.

La práctica venezolana de robo de elecciones electrónicas comenzó con el referéndum revocatorio de 2004. Estaba plagado de irregularidades. Pero a los venezolanos se les negaron las solicitudes de una auditoría estadísticamente sólida, mientras que el Centro Carter y el ex presidente Jimmy Carter, la Organización de Estados Americanos y el Departamento de Estado de Bush se apresuraron a respaldar la falta de transparencia. Es un registro que vale la pena revisar.

El régimen de Chávez utilizó un sistema de votación electrónica administrado por una empresa llamada Smartmatic. Los expertos en informática alegan que su software es el mismo que utiliza Dominion Voting Systems en 28 estados, incluida Georgia, a principios de este mes.

Las empresas insisten en que son rivales. Pero dado que cualquier software de votación puede manipularse, no parece ser el quid de la cuestión si existen vínculos entre los dos.

La distinción importante es la arquitectura descentralizada en torno a una elección en EE.UU. y los caminos legales con los que cuentan los impugnadores en los tribunales de EE.UU.

Chávez ya había reescrito la constitución y despidió a 18.000 trabajadores de la industria petrolera en represalia por una huelga en el monopolio petrolero nacional PDVSA cuando se llevó a cabo la votación revocatoria. La idea de que hubiera observadores extranjeros para garantizar la equidad era una broma. La Comisión Europea no envió una misión de observación porque, dijo, «no había sido posible asegurar» las condiciones «para llevar a cabo una observación de acuerdo con la metodología estándar de la Unión».

Esa fue una forma educada de decir que el estado policial hacía imposible una observación honesta. No importa, el Centro Carter se inscribió. Su papel principal resultó ser bendecir un resultado dudoso y el muro de secretismo de la dictadura en la valoración de lo sucedido.

El día del referéndum, domingo 15 de agosto de 2004, los venezolanos acudieron en gran número, confiando en que podrían deshacerse del hombre fuerte antidemocrático a través del proceso democrático. Un sondeo a boca de urna de la empresa encuestadora estadounidense Penn, Schoen & Berland Associates encontró que Chávez perdió su apuesta por mantenerse en el poder entre un 59% y un 41%.

Sin embargo, como informé el 20 de agosto, “a las tres de la mañana del lunes dos miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE) que se oponen políticamente a Chávez anunciaron que habían sido excluidos del proceso de auditoría y advirtieron al público que se había violado el protocolo establecido. Unos 50 minutos después, Francisco Carrasquero, miembro del CNE pro-Chávez, salió solo para proclamar a Chávez como el ganador”.

El Centro Carter estuvo de acuerdo con el anuncio, al igual que la OEA, alegando que un “conteo rápido” lo confirmó. Pero como informé, el conteo rápido fue simplemente un «vistazo a las hojas de conteo escupidas por una muestra de máquinas de votación». A los extranjeros útiles, me enteré, no se les había «permitido verificar esto con las boletas que las máquinas emitían a los votantes como confirmación de que sus votos estaban debidamente registrados». Tres días después, el Departamento de Estado de Bush cedió ante la insistencia de Carter de que su amigo Hugo había ganado. Anunció que «el pueblo de Venezuela ha hablado».

Los venezolanos suplicaron justicia. Enrique ter Horst, un venezolano y ex alto comisionado adjunto de derechos humanos de la ONU, escribió en ese momento sobre sus preocupaciones en el International Herald Tribune: “Los papeles que produjeron las nuevas máquinas… no se sumaron y compararon con los números finales que estas máquinas producen al final del proceso de votación, como sugirió el fabricante de la máquina de votación».

Los venezolanos nunca tuvieron su día en los tribunales, pero los estadounidenses todavía tienen el suyo. En aras de asegurar la confianza del electorado, se debe permitir que se desarrollen las impugnaciones judiciales.

* Columnista de opinión del Wall Street Journal sobre política, economía y negocios en Latinoamérica y Canadá.

Este artículo fue publicado originalmente en el The Wall Street Journal bajo el título original de ‘Venezuela’s Guide to Election Theft’.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/albertorodnews y dale click a +Unirme.  

Alberto News

Fuente de TenemosNoticias.com: albertonews.com

Publicado el: 2020-11-30 15:57:30
En la sección: Política – AlbertoNews – Periodismo sin censura

Volver al inicio