Menú Cerrar

Ser estudiante universitario en tiempo de crisis: Una carrera de obstáculos

Ser estudiante universitario en tiempo de crisis: Una carrera de obstáculos

 
enero 24, 2020 – 8:50 pm

Foto: Beliza Rada

Para nadie es un secreto que en lo últimos días en la ciudad de Maracaibo se han venido acrecentando, nuevamente, los problemas eléctricos; los pasajes cada vez mas caros y el problema para conseguir efectivo ni se diga.

Entre los más afectados por está problemática que vive la ciudad son los estudiantes universitarios, quienes día a día luchan contra la creciente ola de dificultades que atraviesa, no tan solo el estado Zulia, si no el país.

Todos los días los estudiantes salen a luchar por su futuro, por sus sueños y metas, impidiendo que la crisis los destruya. Muchos deben trasladarse a pie, bajo el sofocante calor, desde sus hogares  hasta su respectiva casa de estudios, porque no todos tienen un medio de transporte privado, cuyo precio puede alcanzar  hasta  45$ mensuales por persona.

La otra opción que tienen para movilizarse es el desquiciante sistema de transporte público de Maracaibo, que se caracteriza por ser ineficiente, con pocas unidades y las que hay en pésimas condiciones, los malos tratos de choferes y colectores, así como los arbitrarios cambios de tarifas.

Muchas veces al llegar a la Universidad deben escuchar clases sin electricidad en las aulas, lo cual se traduce en calor y escasa iluminación. Incluso, en el caso de las instituciones privadas, no todas tienen un plan «b» ante la contingencia eléctrica.

Y a eso le sumamos los precios a cancelar por las 22 unidades de crédito, que se ubican aproximadamente en Bs. 800.000, que junto a la matrícula hacen un total estimado de Bs 7.040.000. Es mucho que digerir.

De está manera, familias enteras hacen un esfuerzo descomunal por día a día seguir apoyando a sus hijos en sus estudios superiores.  En este contexto, el lujo de perder una materia quedó en el pasado .

Los estudiantes universitarios llevan a cuesta no solo la presión de ser excelentes en lo académico, deben honrar el trabajo duro de su familiares o el de ellos mismos, en el caso de quienes tienen un empleo. El norte es llegar a la meta y obtener un título profesional que les lleve a ser influyentes en sus específicas carreras.

Tampoco es fácil cumplir con las asignaciones de cada profesor. Desde los costos para imprimir un trabajo, pasando por los problemas de conectividad para investigar. Si antes estudiar era difícil, ahora es un proceso casi insoportable, debido a las distintas complicaciones que rodean a los jóvenes de este país .

Aferrados por una Venezuela mejor, no se dejan amendrentar por estas situaciones si no que se las arreglan para salvar sus semestres,  llegando a padecer en ocasiones episodios de estrés y ansiedad.

Quienes se refieren a los jóvenes «como el futuro venezolano», no siempre tienen idea del gran peso que llevan sobre sus hombros.  Al final todo esto tiene un fin, un logro, que no será para sus padres ni para Venezuela, será para ellos mismos. Decir «¡Lo Hice!» y, al mirar atrás y ver el recorrido, darse cuenta que pudieron vencer los obstáculos.

Después de alcanzar la meta queda trabajar por Venezuela, servir a tu país en el área en la que te formaste y así formar parte del nuevo amanecer de una tierra que por mucho tiempo permaneció a oscuras.

 

Noticia al Día/ Beliza Rada (Pasante)

 

Fuente de TenemosNoticias.com: noticialdia.com / Fanny Reyes 

Publicado el: 2020-01-24 20:50:10
En la sección: Zulia – noticia al dia

Volver al inicio