Menú Cerrar

A Glitch in the Matrix’: el documental que demuestra que vivimos en una simulación

A Glitch in the Matrix’: el documental que demuestra que vivimos en una simulación

¿Alguna vez has pensado si vives en una simulación por ordenador? Si pasas suficiente tiempo en internet, probablemente te hayas encontrado con esta pregunta. Quizás leíste uno de nuestros artículos sobre la teoría de la simulación. Tal vez fue durante el caos de 2020, cuando muchos internautas declaraban públicamente que estábamos estamos viviendo en la peor simulación. O tal vez viste ese video de Elon Musk diciendo en una conferencia de tecnología que la probabilidad de que no vivamos en una simulación es una entre miles de millones.Información Mundo Esotérico Paranormal

Puede parecer ridículo. Pero aparte de los memes de Twitter y la saga de “Matrix”, la teoría de la simulación tiene base científica. La explicación más mencionada fue en 2003, cuando el filósofo de la Universidad de Oxford Nick Bostrom publicó un artículo en el que afirmaba que al menos una de las siguientes afirmaciones era cierta: Es muy probable que la especie humana se extinga antes de alcanzar una etapa “posthumana; Es extremadamente improbable que cualquier civilización posthumana ejecute un número significativo de simulaciones de su historia evolutiva (o variaciones de la misma); Es casi seguro que estemos viviendo en una simulación por ordenador.

En otras palabras, considerando que la tecnología se está volviendo exponencialmente poderosa, es razonable pensar que las civilizaciones futuras algún día podrían usar superordenadores para crear mundos simulados. Estos mundos probablemente estarían poblados por seres simulados. Y esos seres podríamos ser nosotros. Y ahora, en el nuevo documental “A Glitch in the Matrix”, el director Rodney Ascher entra de lleno en la teoría de la simulación, explorando las ideas filosóficas y las historias de personas para quienes la teoría se ha convertido casi en una religión.

Nuestra vida una simulación

El documental de Rodney Ascher “A Glitch in the Matrix”, que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance 2021 y que se celebró en febrero, se adentra en la idea popular teoría de la Matrix, que todos vivimos en una simulación o un videojuego controlado por un poder superior. Por ejemplo, el documental presenta a un hombre llamado Brother Laeo Mystwood, que describe cómo una serie de extrañas coincidencias y eventos, también conocidos como “fallas en la Matrix”, lo llevaron a creer que el mundo es una simulación. Otro entrevistado, un hombre llamado Paul Gude, dijo que el punto de inflexión para él llegó en la niñez cuando veía a la gente cantar en la iglesia; lo “absurdo de la situación” le hizo darse cuenta de que “nada de esto es real”.

Pero en el documental afronta también la parte más oscura de la teoría de la simulación. Por ejemplo, si crees que vives en una simulación, también podría pensar que algunas personas en la simulación son menos reales que tú. Algunos de los temas describen la idea de que otras personas son personajes no jugables (NPC por su sigla en inglés), un término del mundo de los videojuegos que se usa para describir personajes que se comportan de acuerdo con el código de programación.

“Eso nos lleva a otra pregunta, y creo que es una pregunta completamente justa: ¿Existe una comunidad más grande de personas que creen esto que no se parecen exactamente a mí, y fuimos negligentes al no encontrar vías para llegar a ellos que no eran los que usamos?”, pregunta Ascher. “Puede ser que, debido a nuestro privilegio, podemos sentir que hay menos ramificaciones por hablar de esto públicamente, estamos menos preocupados porque nos vean tan chiflados o inestables como otras personas.”

Las secuencias más inquietantes del documental presentan la historia de Joshua Cooke. En 2003, Cooke tenía 19 años y padecía una enfermedad mental no diagnosticada cuando se obsesionó con “Matrix”. Creía que estaba viviendo en una simulación. Una noche de febrero, disparó y mató a sus padres adoptivos con una escopeta. El juicio por asesinato generó lo que ahora se conoce como la “defensa Matrix”, una versión de la defensa por locura en la que un acusado afirma no haber podido distinguir la realidad de la simulación cuando cometió el delito.

Por supuesto, el caso de Cooke es el más extremo de la teoría de la simulación. Ascher, director de “Room 237” y “The Nightmare”, también muestra un destacado discurso del escritor y novelista estadounidense de ciencia ficción Philip K. Dick, quien aseguró que todos vivimos en una simulación mucho antes de que existieran los ordenadores. Y al igual que con la religión, una pregunta clave del documental es: ¿Quién creó la simulación y por qué?

Ascher se basa en el artículo publicado por Nick Bostrom en 2003, argumentando que las civilizaciones humanas futuras podrían estar interesadas en crear “simulaciones de ancestros”, lo que significa que nuestro mundo podría ser una simulación de una civilización humana que alguna vez existió en la realidad básica; sería una forma para que los humanos del futuro estudien su pasado. Otras explicaciones van desde que la simulación es una forma de entretenimiento para los humanos del futuro, hasta que la simulación es la creación de extraterrestres.

“Si se trata de una simulación, hay una media docena de explicaciones diferentes para lo que es”, dijo Ascher. “Y algunos de ellos son completamente opuestos entre sí.”

El documental de Ascher no se trata solo de “Matrix”, sino de la idea científica de la “teoría de la simulación” en general. Sin embargo, “A Glitch in the Matrix” también incluye opiniones de personas influyentes como Elon MuskNeil DeGrasse Tyson y otros científicos y matemáticos prestigiosos que piensan que tal posibilidad es científicamente plausible. Sin embargo, el verdadero objetivo de Ascher es descubrir las historias humanas detrás de las personas que actúan como si estuvieran en una simulación. Cada persona tiene su propia historia o un momento de “lucidez” en el que se dieron cuenta de que “algo no estaba bien”.

“Era un tema en el que no podía dejar de pensar, un agujero de conejo del que no podía salir, y al hacer estos proyectos he aprendido que la salida es a través del otro lado”, continúa explicando Ascher. “Hay un par de preguntas que realmente producen ansiedad y que se derivan de forma bastante natural de la teoría de la simulación. ¿Estoy perdiendo la cabeza al pensar esto? La otra es, ¿qué significa esto para otras personas?”

Ascher comparó la teoría no con cómo su hijo juega a “Fortnite”, sino como destino y que se puede hacer bajo la apariencia de un avatar tipo Deadpool o Kylo Ren. Y una posibilidad es que si todos estamos en un videojuego, ¿qué tipo de juego es? ¿Es un jugador y todos los que nos rodean son virtuales, o es un juego en red donde podemos interactuar con otros? Entonces, si la teoría de la simulación no es ciencia ficción sino todo un hecho, y la vida es un videojuego jugado por una entidad desconocida, entonces, ¿quiénes somos realmente? “A Glitch In The Matrix” intenta averiguarlo.

Fuente de TenemosNoticias.com: lacalle.com.ve

Publicado el: 2021-06-20 13:47:44
En la sección: DIARIO LA CALLE

Volver al inicio