Con un arte centenario pero aún joven como el cine, a las personas que lo aman y están más atentas a los detalles de su evolución siempre les gusta conocer a los pioneros en cualquier punto, incluidos los que adaptaron antes alguna novela famosa. Por ejemplo, la del conde vampírico salido de la imaginación del irlandés Bram Stoker en 1897. Tratándose de un personaje tan emblemático, no es de extrañar en absoluto que haya quienes ansían quedarse con el honor de haber realizado la primera película sobre él, en especial si carecen de escrúpulos. Y es lo que sucedió con una supuesta adaptación rusa de Drácula fechada en 1920, un año antes de la que se considera la original.

Se la han atribuido al director ucraniano Víktor Tourjansky (1891-1976), que huyó de la Revolución bolchevique, y es en The Vampire Book: The Encyclopedia of the Undead, el libro del estadounidense J. Gordon Melton, donde se la menciona como obra desaparecida, tal vez durante la Guerra Civil Rusa. No hay ninguna copia disponible, entonces, pero tampoco material alguno, imágenes o lo que fuere, y ni tan siquiera información significativa sobre la misma, de modo que no se ha confirmado su existencia. Y esto es así pese a la aparición en 2013 de un cortometraje que pretendían identificar como la adaptación rusa perdida y que aseguraban haber hallado en Serbia.

Pero es suficiente con echarle un vistazo sin mucho interés para comprobar que se trata de un filme modernísimo y tratado en posproducción para que se asemeje a los de la época muda, con una velocidad de grabación superior, una imagen y unos movimientos de los actores clarísimos y una expresividad lánguida que no se corresponden ni por asomo con dicha época. Una incomprensible chapuza, obvia para cualquiera con un mínimo de contacto con las décadas iniciales del cine. Así pues, que no os engañen: la primera adaptación sobre el aristócrata inmortal fue sin duda el largometraje húngaro Drakula halála (Károly Lajthay, 1921), a pesar de que hoy en día esté verdadera y lamentablemente perdido.

👇 Más en Hipertextual