Menú Cerrar

Este gadget con forma de cargador de móvil es en realidad un anticonceptivo que bloquea la producción de esperma dos semanas

Este gadget con forma de cargador de móvil es en realidad un anticonceptivo que bloquea la producción de esperma dos semanas

Coso es un dispositivo anticonceptivo reversible y diseñado para hombres que permite que dejen de producir esperma durante unas semanas. El invento se utiliza colocándolo durante unos minutos en el escroto después de llenarlo de agua.

El aparato, que recientemente ha ganado el premio de diseño James Dyson Award, es una idea de Rebecca Weiss. El dispositivo funciona como un anticonceptivo masculino no permanente que usa ultrasonido para evitar una intervención quirúrgica si no se desea ser padre.

Sin embargo, todavía queda esperar a que Coso supere las pruebas en los estudios clínicos para que pueda considerarse un método eficaz. De momento, el anticonceptivo es tan solo un prototipo y debe comprobarse su efectividad.

¿Cómo funciona Coso?

En primer lugar, Weiss probó si su técnica anticonceptiva con ultrasonidos funcionaba con animales. Este estudio científico fue financiado por Parsemus Foundation y se publicó en 2012 con buenos resultados.

Más adelante, se comprobó si el anticonceptivo tendría éxito si saliese al mercado. Para ello, la segunda prueba consistió en preguntar a 422 participantes su opinión sobre un producto de estas características.

En esta ocasión, Weiss trabajó con 25 de los hombres en sesiones de lluvias de ideas para decidir un diseño para Coso. Además, la investigadora se reunió con expertos en sexualidad, psicología y urología para evaluar dichas ideas.

Finalmente, el fruto de estas conversaciones fue un cuenco de corte ovalado que resulta sencillo de colocar en el escroto. De este modo, la persona que use este aparato podrá hacerlo fácilmente.

El dispositivo solo debe llenarse de agua, esperar a que una luz se active, situar el escroto dentro de Coso y esperar a que indique que ya puede sacarse. Según cuenta Weiss, una vez seguidos estos pasos, el individuo debería contar con dos semanas de infertilidad.

Coso ofrece un método anticonceptivo amigable y fácil de aplicar sin ninguna intervención, dolor o efecto secundario”, asegura Weiss sobre su producto. Si este método anticonceptivo sigue adelante, solo requerirá de un par de minutos cada dos semanas y la investigadora afirma que no supondrá ningún efecto secundario.

Actualmente, Weiss está tratando de encontrar inversores que financien la investigación clínica para que su idea pueda salir al mercado.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.20minutos.es

Publicado el: 2021-09-03 07:15:52
En la sección: 20MINUTOS.ES – Tecnología

Volver al inicio