Menú Cerrar

Este hombre lleva 36 acertando quien será el próximo presidente

Este hombre lleva 36 acertando quien será el próximo presidente

Ilustración para el artículo titulado

Captura de pantalla: The New York Times / YouTube

Probablemente no sepas quién es Allan Lichtman, pero en Estados Unidos es una leyenda de la política. Este profesor de historia de aspecto amable y apariencia impecable lleva casi 40 años acertando quién será el próximo presidente de Estados Unidos. Esto es lo que dice sobre las elecciones de 2020.

Lichtman no es vidente ni tiene poderes mágicos. Tan solo es el creador de un método llamado Las llaves de la Casa Blanca. Cualquier persona bien informada sobre política estadounidense puede leer el libro del profesor, aplicar su metodología e intentar adivinar quién será el próximo presidente. Si no quieres hacer el esfuerzo solo tienes que ver el fantástico vídeo del New York Times (más abajo en este mismo artículo) en el que Lichtman desgrana su predicción para las elecciones presidenciales de 2020. Según esa predicción Trump pierde y Joe Biden se convierte en el próximo presidente del país.

Es fácil tomar la predicción de Lichtman a la ligera, pero desde que comenzó a aplicar su método en 1984 nunca se ha equivocado. El profesor no se basa en encuestas electorales ni en lo que los políticos dicen en campaña. De hecho cree que estas encuestas son tan solo una foto. Sirven para ver el estado de la intención de voto en un momento determinado, pero no permiten averiguar cuál será la trayectoria futura de esa intención de voto.

En 1981, Lichtman conoció a un científico ruso llamado Vladimir Keilis-Borok. La especialidad de Keilis-Borok no es la política, sino la sismología. Ambos se pusieron a trabajar en un método inspirado en la predicción de seísmos, pero aplicado a las elecciones presidenciales en Estados Unidos. El resultado son trece variables. Si seis o más de ellas se cumplen no hay terremoto, sino estabilidad. Eso significa que el próximo presidente será del mismo partido que gobierna en ese momento.

Si, por el contrario, seis o más de estas variables no se cumplen, se producirá un terremoto y habrá alternancia política, lo que significa que el nuevo presidente entrante será del partido de la oposición. Estas son las 13 variables. Para ver el análisis que hace Lichtman de cada una es mejor que veas el vídeo.

  1. El partido actualmente en la Casa Blanca ha ganado las elecciones intermedias a congreso y senado que se dan a mitad de mandato.
  2. No ha habido elecciones internas para elegir otro candidato a la presidencia en el partido en el poder.
  3. El actual presidente se presenta a las elecciones (no hay nuevo candidato a la presidencia en el partido que gobierna).
  4. No hay ningún candidato firme de terceros partidos.
  5. La economía se mantiene fuerte a corto plazo.
  6. Hay perspectivas de crecimiento económico a largo plazo.
  7. Ha habido cambios importantes en las leyes durante la legislatura (da igual si esos cambios se perciben como buenos o malos).
  8. No hay disturbios sociales durante el actual mandato.
  9. La Casa Blanca no ha tenido escándalos durante ese mandato.
  10. No ha habido importantes fracasos militares durante el mandato.
  11. La Casa Blanca ha tenido algún éxito importante en política internacional.
  12. El actual presidente es carismático para la mayoría de los estadounidenses.
  13. El candidato de la oposición no es carismático o inspirador.

Lo más difícil de aplicar estas variables es ser honesto con uno mismo y no dejarse llevar por las opiniones personales a la hora de decidir si una de ellas es verdadera o falsa. Puede que tengamos muchas muchas ganas de que gane Biden, pero eso no debe impedirnos reconocer la realidad: el candidato demócrata no es especialmente carismático. De igual modo, Trump tiene una personalidad muy fuerte, pero solo le encuentran carismático sus seguidores más fieles, que son una pequeña parte de los estadounidenses. Todas las variables pueden ser víctima del sesgo de quien las analiza y dar como resultado una predicción errónea.

El propio Lichtman se reconoce ideológicamente demócrata y explica que no hay peor cosa que descubrir que tu propia predicción no te gusta. Eso fue lo que le ocurrió en 2016 cuando llegó a la conclusión de que ganaría Trump. Ahora cree que Biden la arrebatará la Casa Blanca en noviembre. ¿Será esta la primera vez que se equivoque o seguirá su racha de aciertos? [The New York Times]

Fuente de TenemosNoticias.com: es.gizmodo.com / Carlos Zahumenszky

Publicado el: 2020-08-07 07:06:00
En la sección: Gizmodo en Español

Volver al inicio