Menú Cerrar

La carrera contra el Alzheimer une Alemania y América Latina | Ciencia y Ecología | DW

La carrera contra el Alzheimer une Alemania y América Latina | Ciencia y Ecología | DW

Pérdida de memoria, de movimiento y dificultad en el lenguaje son algunas de las consecuencias del Alzheimer, una enfermedad producida por “los cambios microscópicos del tejido cerebral que se encuentran en la autopsia de entre el 60 y 70% de pacientes que han sufrido de demencia”, explicó a DW Sergio Castro-Gómez, Investigador asociado y residente de neurología del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas. “Por esto se ha considerado históricamente que enfermedad de Alzheimer es la primera causa de los síndromes demenciales”, agregó.

Descubierta por el médico alemán Alois Alzheimer en 1906, todavía se desconocen las causas que provocan esta enfermedad, recordó el investigador colombiano afincado en Alemania, donde “viven aproximadamente 1,6 millones de personas con algún síndrome demencial. Se estima que de estos, el 70% se debe a la enfermedad de Alzheimer”. “En promedio, se diagnostican en Alemania aproximadamente 900 nuevos casos de enfermedad de Alzheimer diariamente”, agregó.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre el 5 y el 8 por ciento de las personas de más de 60 años sufren de demencia en algún momento. Actualmente afecta a 50 millones de personas en el mundo, no obstante, esta cifra debería triplicarse hasta 2050 y podría alcanzar 152 millones de personasNo obstante, “la situación real de la enfermedad de Alzheimer en América Latina es hasta la fecha incierta, debido al poco uso de autopsias que pueden confirmar los cambios microscópicos cerebrales de personas que hayan sufrido de una demencia”, apuntó Castro-Gómez.

“El mayor problema de América Latina es que no existe investigación epidemiológica avanzada como la que existe en Estados Unidos y Europa”, dijo a DW Ricardo Maccioni, Profesor Titular de Neurología y Neurociencias de la Universidad de Chile. No obstante, apuntó que “en Chile los datos indican una población de al menos 240.000 pacientes diagnosticados”, mientras que “la población en América Latina sería sobre 2 y 3 millones”.

Un siglo de investigaciones y pequeños avances

“Después de casi 100 años de investigación no ha sido posible encontrar una cura” lamentó el investigador colombiano. No obstante, “un diagnóstico temprano puede hacer una gran diferencia, retardando e incluso previniendo el desarrollo de la enfermedad”, explicó el neurocientífico chileno, también director del Laboratorio de Neurociencias y Medicina Funcional de la Universidad de Chile y del Centro Internacional de Biomedicina (ICC). 

Para esta detección precoz se precisaba encontrar indicadores de procesos biológicos, los llamados biomarcadores. “Hacia comienzos de los 2000 logramos identificar incrementos patológicos en la proteína Tau hiperfosforilada en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes con Alzheimer”, recordó. Basado en el uso de muestras de proteínas de las plaquetas de la sangre, “se ha evidenciado una estrecha correlación entre la presencia de esta proteína plaquetaria anómala con el nivel de problemas cognitivos en la enfermedad de Alzheimer”, explicó.

“Nuestra tecnología permite detectar 10 años antes de que aparezcan síntomas de la enfermedad de Alzheimer”, aseguró el científico chileno, avanzando que la investigación se encuentra en su última etapa y se espera que pueda ser implementada a partir del próximo año. “Las muestras provenientes de todo Chile se analizarán en el laboratorio central Valtek que colabora con nuestro Centro Internacional de Biomedicina”, anunció.

En Alemania también se están llevando investigaciones con análisis de sangre. “Las células nerviosas en el cerebro se lastiman y algunas pequeñas partes se liberan a la sangre y podemos medir estas proteínas en la sangre que provienen de las células nerviosas dañadas. Este test indica que tienes células nerviosas dañadas, entre 10 y 15 años antes de tener los síntomas”, dijo a DW Mathias Jucker, del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE). Aunque este test no es específico para Alzheimer, permite detectar las dos proteínas que indican el desarrollo de la enfermedad en el cerebro. “Mi test dice más sobre cuántas células nerviosas están muriendo y el progreso de la enfermedad”. Por ello indicó que es útil para otras enfermedades como la demencia temporal y la esclerosis múltiple.  

Por otro lado, el departamento para Enfermedades Neurodegenerativas del Hospital Universitario de Bonn (UKB) dirigido por el profesor Michel Heneka, “ha confirmado la regulación de proteínas relacionadas con la inflamación cerebral crónica durante la enfermedad de Alzheimer al analizar muestras del líquido cerebroespinal de pacientes provenientes de Alemania, Francia, España y Suecia”, dijo Castro.

El impacto de la pandemia

La pandemia ha generado nuevos proyectos. Con los Departamentos de neumología, virología y neuroradiología del hospital universitario de Bonn, “hemos empezado un estudio multidisciplinario para investigar las secuelas cognitiva y posible asociación con enfermedades neurodegenerativas en pacientes que sufrieron una infección por SARS-CoV-2 en Heinsberg cerca de Aquisgrán, que se vio gravemente afectado por la infección”, explicó Castro. De este modo, se están reclutando pacientes a los se les hará un seguimiento en los próximos 18 meses.

Financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación, el estudio pretende “identificar si existen secuelas neurocognitivas tras la infección por el virus SARS-CoV-2 y evaluar si es un factor de riesgo para el futuro desarrollo de una enfermedad neurodegenerativa”, recalcó el investigador colombiano.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.dw.com /

Publicado el: 2020-09-21 17:22:00
En la sección: Deutsche Welle: DW.COM – Ciencia y Tecnologia

Volver al inicio