Microsoft apuesta fuerte por xCloud, su servicio de juego en la nube, y prueba de ello es que la empresa planea ofrecer más opciones para facilitar su adopción. Entre ellas se encuentra un dongle similar al Chromecast o Fire TV Stick, con el que los usuarios accederían al catálogo de juegos con solo conectarlo a la televisión.

Lo anterior fue confirmado por Phil Spencer, responsable de Xbox, quien en una entrevista con Stratechery (vía The Verge) mencionó que podrían ofrecer gratis el dispositivo para la TV en la suscripción Game Pass.

«Creo que verá hardware de menor precio como parte de nuestro ecosistema cuando piense en dispositivos de transmisión y otras cosas que alguien podría querer conectar a su televisor y jugar a través de xCloud. Podrías imaginarnos incluso teniendo algo que acabamos de incluir en la suscripción de Game Pass que te dio la posibilidad de transmitir juegos xCloud a tu televisor y comprar el mando.»

El plan de Microsoft no suena descabellado si consideramos que el plan de la tecnológica es abarcar el mayor público posible con Game Pass. La empresa podría vender paquetes con el dispositivo, un mando y una prueba del servicio.

Microsoft va por quienes no quieren gastar 500 dólares en una consola de videojuegos

Esto le vendría perfecto a quienes no desean invertir 500 dólares en una consola de nueva generación pero quieren disfrutar juegos de Xbox. Para asegurar un catálogo nutrido de juegos, Microsoft abrió la cartera en 2020 y compró a Bethesda. Sumado a eso llegó a un acuerdo con Electronic Arts para ofrecer EA Play como parte de Xbox Game Pass.

Sumado a un posible dongle, Microsoft sacaría provecho del reciente acuerdo firmado con Samsung. Los Galaxy Note 20 incluyen tres meses de Xbox Game Pass así como un mando dedicado. A futuro podríamos ver xCloud como parte de los televisores de Samsung.

Corea del Sur es uno de los países con mejor adopción del servicio de juegos en la nube. A inicios de año, Microsoft reveló que los usuarios de ese país pasaban 1,75 veces más tiempo en xCloud comparados con aquellos que viven en Estados Unidos o Reino Unido. La estrategia de la empresa es expandirse poco a poco hasta abarcar un número considerable de países.

En contraste, Stadia no ha podido sacar ventaja de contar con hardware como Chromecast o la tecnología de Google. El servicio de juegos tiene problemas para conseguir usuarios y recientemente estuvo en el centro de la polémica luego de las declaraciones de uno de sus empleados, quien piensa que los streamers deberían pagarle a las empresas una licencia para transmitir videojuegos.