Menú Cerrar

Qué tan rentable resulta divertirse con los eSports en Venezuela

Qué tan rentable resulta divertirse con los eSports en Venezuela


 

La mayoría de los venezolanos lucha por encontrar una salida económica a la crisis, o al menos “resolver” el pan de todos los días. Sin embargo, un conjunto de audaces jóvenes puja por crecer en un nicho que, si bien no ha sido muy explotado en el país, ofrece grandes satisfacciones para quien se lo toma en serio: Los deportes electrónicos, mejor conocidos en todo el mundo como eSports.

Por Daniel Mendez | lapatilla.com

No es secreto para nadie que los videojuegos han llegado para quedarse. Lo que hace cuatro o cinco décadas era una incipiente industria de entretenimiento que invitaba a pasar una tarde agradable en las “maquinitas” de Pac-Man o Space Invaders, hoy se ha establecido como uno de los negocios más apasionantes y, sobre todo, rentables.

En buena medida, la posibilidad de conectar la pasión de personas de todo el planeta por competiciones virtuales de rápido acceso es una ventaja enorme que tienen los eSports en comparación con otras disciplinas. No son pocas las organizaciones y promotores que han invertido grandes sumas de dinero para forjar casas de entrenamiento, denominadas clanes o simplemente equipos, con una logística muy similar a clubes de fútbol o béisbol. Asimismo, las aparentes barreras de género que pueden existir en deportes netamente físicos se desvanecen frente a las pantallas.

Ahora bien, con las fallas eléctricas, la paupérrima conectividad y el sinfín de falencias en los servicios públicos que todos sufrimos en Venezuela, cualquiera no muy versado en el tema pensaría que los eSports son un sueño inalcanzable dentro de nuestras fronteras, al menos en lo que a competitividad y posicionamiento comercial y publicitario se refiere. Y nadie se equivoca al creer que no es fácil. Sin embargo, organizadores, creadores de contenido e incluso jugadores competitivos nacidos en el país, poco a poco demuestran que todo es posible cuando existe la voluntad de lograr metas concretas.

– Organización de eSports –

El popular Carlos Avendaño, más conocido como GeXero en las redes sociales y la movida gamer, es uno de esos ingeniosos organizadores de competencias que forja un presente y un futuro para los eSports en Venezuela desde Turmero, estado Aragua.

GeXero es TSU en administración de empresas pero se dedica de lleno a los eSports desde hace cuatro años, luego de ser un “jugador casual” siempre aficionado a los videojuegos. “Arranqué con gente de afuera y crecimos”, recuerda GeXero. Hoy su equipo de trabajo que le ayuda a preparar eventos en el país es netamente venezolano.

A veces, también disfruta de hacer streams en la plataforma de Twitch, aunque lo considera “un hobby”, debido a que el 100% de sus ingresos los obtiene organizando eventos electrónicos. “Es rentable”, asegura GeXero sin dudarlo.

Los videojuegos que suelen usarse para competiciones son aquellos con plataformas de “Player Vs. Player” o simplemente “PvP”. GeXero explica que, por lo general, existen tres niveles o “tiers” que determinan la calidad de los jugadores y equipos inscritos. Un tier 3, por ejemplo, suele ser una competición local de menor envergadura. Mientras que un evento con calificación tier 1 requiere de un exhaustivo proceso organizativo: búsqueda de sponsors, contratación de comentaristas o “casters”, apoyo para transmisiones en vivo, diseños web, promociones publicitarias en redes sociales, entre otras cosas.

GeXero, fiel creyente en el potencial de este nicho casi inexplorado en Venezuela, ha colaborado en la organización de un buen puñado de eventos nacionales, muchos de ellos con participantes criollos de otros lugares del mundo. Asimismo, nuestro amigo destaca que en 2020, gracias al apoyo de populares promotores en el país, su equipo gestionó una competición exclusiva con más de 500 jugadores residenciados en nuestras fronteras, buen ejemplo del interés de los eSports entre los jóvenes. También puntualizó que la pandemia del Covid-19, mientras obligaba a cerrar las canchas deportivas, incentivó un nuevo apogeo de los deportes electrónicos.

– Ley de videojuegos bélicos –

Sin embargo, GeXero destaca que no todo son mieles para los organizadores. En 2009 la Asamblea Nacional controlada por Cilia Flores aprobó una ley controvertida, que evidenció a todas luces la naturaleza retrógrada de la cúpula chavista. Se trata de la Ley para la prohibición de videojuegos bélicos y juguetes bélicos, cuyo objetivo fue restringir la comercialización de cualquier tipo de producto que supuestamente promueva o incite a la violencia o al uso de armas.

Ley para la Prohibición de Videojuegos y Juguetes Bélicos by lapatilla on Scribd

Sin ánimos de adentrarse en discusiones políticas, GeXero detalló que Counter Strike, uno de los títulos más emblemáticos, fue el principal afectado. De ser toda una fiebre en los cibercafés de Venezuela, el popular shooter pasó al olvido en buena parte de los incipientes eventos competitivos, donde se empezó a restringir. Además, la sola publicidad de las competencias ya era algo casi imposible de realizar a causa del prohibitivo reglamento, el cual incluso contempla penalizar con cárcel a quien lo viole.

 

Artículo 14

“Quien importe, fabrique, venda, alquile o distribuya videojuegos bélicos o juguetes bélicos, será sancionado con prisión de 3 a 5 años. La pena prevista en este artículo e impuesta mediante sentencia definitivamente firme, implica el comiso y destrucción de los videojuegos bélicos y juguetes bélicos.”

 

Pese a que la ley de videojuegos bélicos se mantiene vigente, poco a poco se han relajado las restricciones, al punto de permitir otros títulos como Fortnite, Valorant, Class Royale, League of Legends, e inclusive, Call of Duty. Al parecer, el estallido en todo el mundo del entretenimiento digital es tal que ni siquiera el régimen chavista de Nicolás Maduro puede resistirse.

– ¿Diversión o trabajo? –

No todos los héroes tienen capa. Frank Herrera, quien se hace llamar Dhanikz, es un competidor de tan solo 19 años que ha ganado renombre y paga las facturas en casa gracias a su afición por Fornite, un multijugador cooperativo desarrollado por Epic Games al que ningún player le es indiferente. Y lo hace con un plan de Cantv y desde la población de Tucupido, estado Guárico.

Todo empezó para Dhanikz hace tres años cuando, luego de mucho esfuerzo, logró comprarse un computador de 400 dólares que le permitió iniciarse en el ambiente competitivo de Fortnite. Antes de ello, usaba una modesta Canaimita para diseñar artes gráficas que ofertaba a diversos clientes. “Cambió mi vida”, afirma Dhanikz sobre su experiencia con los eSports, la cual le enseñó que para crecer en un juego “free to play” como Fortnite, es necesario invertir muchísimo tiempo para desarrollar destreza.

El joven guariqueño cree que el hecho de jugar a altas horas de la noche y aprovechar que los servidores en Tucupido no están tan saturados como en otras regiones, le ayuda a alcanzar una latencia aceptable respecto a competidores de Estados Unidos o Brasil, por ejemplo. La latencia se entiende como la suma de retardos temporales dentro de una red, un aspecto que generalmente puede dejar en desventaja a los gamers venezolanos. Aunque Dhanikz también ha sido víctima de los cortes eléctricos y las caídas constantes de la señal que le obligan a cambiar de IP regularmente. Por ese motivo, no duda en afirmar que su siguiente objetivo es amalgamar una conexión estable que le permita ya no solo jugar, sino también transmitir partidas en directo.

“Es un poco estresante”, confiesa, luego de relatar que justo antes de participar en uno de los eventos más importantes del año en Fortnite, sufrió un apagón que significó la inoperatividad de su equipo.

Pero Dhanikz no se desanima a pesar de las trabas. Una anécdota importante ocurrió cuando, sin previo aviso, el computador que había logrado adquirir por sus propios medios se fundió. Apenas expresó en redes sociales el lamentable episodio, su clan apareció al rescate. Los representantes de Bis Gaming, quienes ya se habían contactado con el talentoso Dhanikz para incluirlo en sus filas, le facilitaron un PC mejor que el anterior, digno de un gamer de envergadura.

En cuanto a su bolsillo, los deportes electrónicos también significaron un antes y un después para Dhanikz. Nuestro amigo comenta que la cifra varía de una semana a otra, tanto que puede ganar entre 20 y 200 dólares semanales. Todo depende del buen desenvolvimiento de su clan en cada partida. En concreto, Fortnite ofrece un sistema de apuestas muy sencillo en el cual los ganadores se quedan con todo.

“Al principio no me apoyaban… hasta que comencé a ganar dinero. Lo veo como un trabajo”, dice Dhanikz sobre el cambio de perspectiva que experimentó su familia respecto a las largas horas que invertía frente a la pantalla.

Más allá de los eSports, Dhanikz piensa en iniciar sus estudios de Medicina o Veterinaria, así como en salir del país para acumular vivencias. A sus colegas en Venezuela les envía un mensaje claro: “No se rindan. Échenle ganas, busquen la forma. Sí se puede, comencé desde una Canaima”.

En el mismo sentido, GeXero extiende un llamado a las instituciones del Estado y a las empresas privadas para que se optimice el servicio de internet en toda nuestra geografía. De igual forma, no se olvida de invitar a inversores venezolanos interesados en posicionar su marca con interacciones en redes sociales, miles de visualizaciones, publicidad a bajo costo y gastos menores en organización de competencias.

Como en tantas otras disciplinas, los eSports requieren de mucha paciencia, sobre todo al principio, pero constituyen una tierra virgen con un potencial enorme para aquellos dispuestos a conocer la gloria mientras se divierten.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.lapatilla.com / Daniel Mendez

Publicado el: 2020-10-27 21:59:45
En la sección: Tecnología – LaPatilla.com

Volver al inicio