Menú Cerrar

se garantiza por ley el arreglo de algunos aparatos durante diez años

se garantiza por ley el arreglo de algunos aparatos durante diez años

¿Te suena eso de la obsolescencia programada? ¿Y eso que dicen siempre tus padres y tus abuelos sobre que añoran los tiempos en los que los productos tecnológicos estaban hechos para durar? Nuestros dispositivos cada vez se estropean antes y, lo peor, los fabricantes muchas veces no ponen las cosas fáciles para repararlos… hasta hoy.

El conocido como ‘Derecho a reparar’, un movimiento que ha ganado fuerza en los últimos años impulsado por consumidores insatisfechos y hartos de tener que cambiar de aparato cada poco tiempo, se ha marcado esta semana un buen punto en la Unión Europea.

Concretamente, la buena noticia para los usuarios europeos es que tendrán por ley ‘derecho a reparar’ algunos de sus artículos eléctricos

Según informa Associated Press, “las empresas que venden refrigeradores, lavadoras, secadores de pelo o televisores en la Unión Europea deberán asegurarse de que esos electrodomésticos puedan repararse hasta por 10 años, para ayudar a reducir la enorme montaña de desechos eléctricos que se acumulan cada año en el continente”.

El ‘Derecho a reparar’ ha entrado en vigor en el bloque de 27 naciones este lunes como parte de “un esfuerzo más amplio para reducir la huella ambiental de los productos manufacturados haciéndolos más duraderos y energéticamente eficientes”.

Quienes han luchado por este derecho habitualmente se quejan de que los electrodomésticos modernos a menudo están pegados o remachados y, si no quieres romperlos, necesitas herramientas especializadas para arreglarlos, que habitualmente no tendrás en casa. La falta de repuestos es otro problema, dicen los activistas.

Este movimiento asegura que la gente quiere reparar sus electrodomésticos, no cambiarlos cada dos años porque no encuentra una pieza de repuesto para algo que compró hace prácticamente unos meses.

Según las nuevas normas de la UE, los fabricantes tendrán que asegurarse de que las piezas estén disponibles durante un máximo de una década, aunque algunas solo se proporcionarán a empresas de reparación profesionales para garantizar que estén instaladas correctamente.

Los nuevos dispositivos también tendrán que venir con manuales de reparación y estar fabricados de tal manera que se puedan desmontar con herramientas convencionales cuando realmente ya no se puedan reparar, para mejorar el reciclaje.

“Cada año, los europeos producen más de 16 kilogramos de desechos eléctricos por persona. Aproximadamente la mitad de esa basura se debe a electrodomésticos rotos, y la UE recicla solo alrededor del 40%, dejando atrás enormes cantidades de material potencialmente peligroso”, informa AP.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Fuente de TenemosNoticias.com: www.20minutos.es / [email protected] (20BITS/Marta Gascón)

Publicado el: 2021-03-02 15:49:57
En la sección: 20MINUTOS.ES – Tecnología

Volver al inicio