Menú Cerrar

Una activista rusa quiere plantar mil millones de árboles para 2030 | Global Ideas | DW

Una activista rusa quiere plantar mil millones de árboles para 2030 | Global Ideas | DW

Mucho humo, cenizas y árboles calcinados. Estas son las imágenes que recuerda Marianna Muntianu de su región natal en Kostroma, al oeste de Rusia, tras los enormes incendios forestales de 2010. Fue un momento decisivo que cambió el rumbo de su vida. En lugar de seguir con su carrera en el sector financiero, tras graduarse en Economía, se unió al grupo ambientalista ruso ECA para plantar árboles.

Con casi la mitad de su territorio cubierto de árboles, Rusia alberga la mayor superficie forestal del mundo, incluso por delante de Brasil. Pero los bosques del país están desapareciendo. Solo los incendios forestales arrasan con unos tres millones de hectáreas de bosque al año, según WWF Rusia.

Anteriormente, Muntianu trabajó en el proyecto «Plant the Forest” (del inglés, «planta el bosque”) para proteger los bosques rusos. La joven ambientalista dice que junto con la ayuda de voluntarios, restauraron el equivalente a 1.350 campos de fútbol en 24 regiones rusas. Ahora lidera su propio «Fondo Ruso para el Clima” y pretende plantar mil millones de árboles para 2030.

Pero su trabajo va más allá de plantar árboles. El objetivo es educar a la gente para que se interese y preocupe por el medio ambiente. La tecnología es una forma de llegar a las personas. Para ello, Muntianu y su equipo han desarrollado un juego para móviles. Los usuarios aprenden cómo funciona un bosque y cómo reforestarlo. Las donaciones del juego se destinan a sus proyectos de reforestación y de este modo, los árboles virtuales se convierten en reales.

Por este enfoque innovador, la joven de 31 años, fue galardonada en 2019 con el Premio de la ONU a los «Jóvenes Campeones de la Tierra”, que cada año se otorga a siete ecologistas.

Un videorreportaje de Tatiana Kondratenko

 

Fuente de TenemosNoticias.com: www.dw.com /

Publicado el: 2020-10-15 09:07:00
En la sección: Deutsche Welle: DW.COM – Ciencia y Tecnologia

Volver al inicio