Menú Cerrar

Impresiones de Arcadegeddon. El shooter arcade de IllFonic es sólido, pero solo tiempo dirá si vale la pena sumergirse en su propuesta retro

Impresiones de Arcadegeddon. El shooter arcade de IllFonic es sólido, pero solo tiempo dirá si vale la pena sumergirse en su propuesta retro

No llegué a vivirlo demasiado por una cuestión de edad, pero las salas repletas de máquinas recreativas eran un lugar absolutamente mágico durante mi infancia. Enormes estancias en las que máquinas más grandes que yo mostraban gráficos impresionantes y contaban con periféricos que eran prácticamente juguetes en mis manos.

Con un contexto similar nace Arcadegeddon, la obra de Illfonic que fue presentada durante el último State of Play y ya se encuentra disponible en formato de Early Acces a través de PS5 y la Epic Games Store. Una apuesta que debe buscar su hueco en un mercado copados por las experiencias multijugador y en una época en la que la inversión de tiempo de ocio está más cotizada que nunca. Esto es lo que me he encontrado.

Diversión con una sola moneda

Evidentemente, para que todo lo que hagamos tenga un mínimo de sentido, existe una historia. Nos encontramos en una época futurista, en la que las vestimentas y tecnologías del lugar son recordatorios de aquellos años 80 tan transgresores. Una megacorporación llamada Fun Fun Co. ha tomado el control de todo cuanto nos rodea. ¿Todo? ¡No! El salón recreativo de Gilly resiste hoy y siempre al invasor.

Bajo este pretexto nos presentaremos con nuestro personaje ante el bueno del dueño del local y a partir de ese momento dará comienzo la fiesta. Tendremos que introducirnos en las propias máquinas para extirpar los virus que intentan apoderarse de todos los juegos.

Arcadegeddon es un shooter arcade y como tal, nunca repetiremos una partida igual. Tenemos acceso a tres escenarios distintos, entre los que encontramos una jungla, recintos ultrafuturistas y una ciudad que ha vivido mejores épocas mientras la vegetación la cubre.

Aquí encontraremos dos ramificaciones: armas y enemigos. Las primeras son variadas, partiendo del kit inicial compuesto por un bate de béisbol y una pistola con munición infinita y desembocando en lanzacohetes, francotiradores y hasta un ingenioso aparato que infla a los contrincantes hasta que exploten (sin sangrientos resultados).

Por el otro lado tenemos el incordio principal, esa legión de villanos que no cejarán en su empeño de acosarnos e impedir que logremos eliminar el virus. Soldados terrenales y bombas andantes son los más habituales, con versiones modificadas y mejoradas que nos lo pondrán un poco más difícil. Aunque todos acaban cayendo con un buen balazo en la cabeza.

No hemos dispuesto todavía todas las cartas encima de la mesa. Aquí no se trata, únicamente, de sobrevivir a oleadas hostiles, sino que podremos y deberemos recorrer todos estos escenarios cumpliendo diferentes objetivos. Activar diferentes mecanismos para abrirnos paso, aguantar asedios y destruir pequeños objetos son algunas de las escaramuzas en las que nos veremos envueltos. Todo ello con unas posibilidades de movimiento muy ágiles, recordando a Vanquish cuando nos deslizamos por el suelo.

Por supuesto, habrá misiones secundarias con diferentes recompensas, ordenadas por el resto de personajes que pueblan el salón recreativo. Son muchos, aunque por ahora tan solo podemos acceder a unos pocos debido a la etapa en la que se encuentra Arcadegeddon.

Action 5

Cumplamos o no estos objetivos secundarios, cada partida que realizamos será una run. Como aquella moneda que exprimíamos hasta el infinito, aquí el reto será aguantar la mayor cantidad de tiempo posible. Eso sí, a mitad de escenario encontraremos una zona de descanso, con una tienda para comprar equipo o aumentar la dificultad.

Sin duda, una de las apuestas clave del estudio es la posibilidad de personalizar a nuestro avatar. Son múltiples las opciones a la hora de conseguir un resultado satisfactorio y lo cierto es que con prácticamente cualquier conjunto seréis los amos del salón. Conseguir más accesorios, ropas y peinados es uno de los atractivos a la hora de avanzar y aumentar nuestros niveles.

El futuro dictará sentencia

La experiencia para un jugador cumple sin alardes, presentando un esquema en el que podremos abrir cofres con potenciadores, munición o más armas (¿eres tú, Fortnite?). Es por ello que mucha parte de la carne en el asador está sazonada con el multijugador. Y aquí es donde cojea la mesa.

En todo mi tiempo de juego, me ha resultado prácticamente imposible cruzarme con otro usuario. Los tiempos de espera son realmente largos, extendiéndose bastantes minutos hasta encontrar a otro combatiente. La mala suerte se ha cebado conmigo cuando me han juntado con ellos, fallando la conexión o simplemente mis nuevos compañeros no se movían de su posición.

Action 1

Donde sí me ha sorprendido gratamente es en el aspecto técnico. La versión de PS5 es muy estable, sin caídas de FPS, con mucha acción en pantalla y manteniendo la fluidez. Mención aparte merece el buen uso del DualSense, con gatillos adaptativos y vibración háptica muy lograda para cada una de las armas que usamos.

Quizás para algunos le resulte una desventaja el hecho de que Arcadegeddon esté completamente traducido al inglés. Si bien puede ser un inconveniente para algunos, no es un título que se caracterice por vernos obligados a leer mucho. Eso sí, se agradecería bastante poder aumentar el tamaño de la fuente del texto, ya que en ocasiones hay que acercarse a la pantalla para apreciar exactamente si el arma que vamos a coger es mejor o peor que la que ya tenemos.

Respecto a la banda sonora, hace honor a su estética visual, con temas de dubstep, techno y electrónica. Aaron Rutherford, Jimmy Blythe (AFK), Mark Rutherford, Ray Volpe, Getter, UZ, Thook, Halogenix, Milano, South y Swrly son algunos de los creadores y artistas que han participado a la hora de prestar temas para el juego.

E7oy1 Yxiayt4ca

Con todo, hay un lastre que es muy probable que Arcadegeddon arrastre durante un buen tiempo. Necesita esa explosión súbita de éxito o elementos más diferenciadores en su fórmula. Podemos utilizar poderes, como lanzar bolas de fuego o hackear aparatos, pero todo recuerda demasiado a un popurrí de otros títulos.

Esa chispa necesaria para asomar la cabeza entre la marea de videojuegos que nos abruman a diario es de lo que carece la obra de Illfonic. El tiempo decidirá si el contenido futuro será lo suficientemente atractivo como para generar una comunidad y crecer a partir de ella.

Fuente de TenemosNoticias.com: feeds.weblogssl.com

Publicado el: 2021-07-27 14:31:30
En la sección: Vida Extra

Volver al inicio