Menú Cerrar

Remakes de videojuegos con una misión

Remakes de videojuegos con una misión

Todos los videojuegos son importantes por una razón o por otra. Pero a algunos de ellos se les encomienda una misión importante, como si fueran ellos mismos los héroes y no la aventura. Ya sea continuar o revitalizar una saga, ser el lanzamiento más importante del año o del estreno de una consola o, simplemente, dejarnos alucinados. Pero, ¿qué pasa cuando este videojuego es el remake de uno anterior que fue sobresaliente? Pues que la presión es doble: superar la misión y las expectativas depositadas en él. Con la excusa del lanzamiento de Demon’s Souls Remake como gran abanderado -y exclusivo– del estreno de PlayStation 5, vamos a recordar otros remakes que tuvieron que enfrentarse a una misión que defendieron con orgullo.

Super Mario 64 DS (NDS, 2004)

Original: Super Mario 64 para Nintendo 64 (1996). El considerado durante mucho tiempo el mejor videojuego de la historia.

Misión del remake: pues básicamente demostrarnos las nuevas formas de jugar que nos ofrecía NDS. La doble pantalla nos permitía un manejo táctil de los personajes (podíamos controlar a Mario, Luigi, Wario y Yoshi), además de la conexión inalámbrica para el multijugador. Y la tropa de Super Mario era perfecta para introducir el sistema a los nuevos jugadores. Era un poco tosco en la jugabilidad (SM64 se creó para el stick de N64) y un juego que ya conocíamos en el fondo, aún así un Super Mario en un lanzamiento siempre es sinónimo de éxito. El juego cumplió su misión con medallas pero siempre nos quedaremos con el original.

Final Fantasy VII Remake (PS4, 2020)

Original: Final Fantasy VII para PlayStation (1997). Juego considerado uno de los más influyentes de la historia además de ser el que introdujo el JRPG en los gustos occidentales.

Misión del remake: complacer a los jugadores que llevaban años pidiendo este remake y ampliar el universo de FFVII respetando la esencia de un juego mitificado. Y decidieron ampliarlo tanto que este juego solo incluye una pequeña parte: la ciudad de Midgar. El no decepcionar el recuerdo y herencia del original ha sido una gran presión pero ha funcionado. Ha dejado por el camino el combate por turnos y eso a los más puristas no nos gusta, pero hemos de decir que el nuevo sistema con toques tácticos está muy bien hecho. Eso sí, nos toca esperar lo que no esta dicho para disfrutar de toda la historia. La experiencia completa puede incluso superar al original. Ahí lo dejamos.

Resident Evil Remake (GameCube, 2002)

Original: Resident Evil para PlayStation y Saturn (1996). El survival horror que inició la exitosa saga y nos hizo tener miedo a abrir puertas.

Misión del remake: demostrar que la recién estrenada GameCube de Nintendo era una consola adulta y hacer el juego que Mikami no pudo, por limitaciones técnicas, en su momento. Un juego violento y adulto era lo que necesitaba la Gran N para abrir más puertas a la nueva consola y Capcom se lo dio en exclusiva. REmake es el ejemplo de como hacerlo perfecto aunque esto no se vio traducido en ventas. Nintendo arrastraba su imagen familiar y estos juegos no terminaban de encajar en su catálogo a ojos de la mayoría. No consiguió su misión del todo pero se convirtió en un imprescindible en cualquier lista de juegos míticos.

Black Mesa (PC, 2020)

Original: Half Life para PC (1998). Un juego que revolucionó la narrativa en los FPS y que los años han convertido en obra maestra.

Misión del remake: cómo un proyecto de modders aficionados puede conseguir el apoyo de la desarrolladora del original –Valve– y convertirse en un producto oficial. El trabajo de la comunidad (iniciado en 2004) ha ido más allá de un simple lavado de cara y ha añadido secciones, rediseñado otras (como el capítulo 8) y un nuevo doblaje y BSO. La verdad es que poco más han podido hacer pues el juego es uno de los mejores de la historia pero es justo reconocer cómo este remake mejora el original a través del feedback y trabajo de los propios usuarios. No será un superventas como la obra de Valve pero abrió un camino que siguieron otros, como el siguiente.

Resident Evil 2 remake (PS4 y Xbox, 2019)

Original: Resident Evil 2 para PlayStation (1998). Una segunda parte que superó a la primera y consagró un género y una saga.

Misión del remake: comprobar el interés actual por mecánicas y argumentos del pasado y si tienen cabida en la nueva generación. RE2 Remake es una realidad gracias a un grupo de aficionados que decidieron actualizar el clásico, pero aquí Capcom quiso todo el pastel y absorbió el proyecto. Decidieron traer de vuelta un juego adaptado a la nueva jugabilidad (adiós cámaras fijas, os echamos de menos) y rediseñando partes de la historia. Este juego demostró que los jugadores seguimos queriendo la vuelta de los clásicos y ha sido todo un éxito, aunque no tanto como para seguir su senda con la octava parte de la saga. Pero abre la esperanza para ver la vuelta de Dino Crisis, ¿no creéis?

Reimaginar un juego adaptándolo a las nuevas generaciones es difícil porque mucha veces tenemos idealizado el original. Aún así en estos cinco casos ha salido muy bien, algunos de ellos estando entre los mejores de la historia. Demon’s Souls Remake tiene una misión complicada: convencernos para dar el paso a la verdadera nueva generación pues solo lo podremos jugar en PS5. Alucinante es pero no creemos que lo consiga del todo. Y es que aunque no logres tu misión puedes aprender mucho por el camino.

¡Suscríbete a nuestro canal!

Fuente de TenemosNoticias.com: www.borntoplay.es / Ruryk Z

Publicado el: 2020-11-23 04:18:23
En la sección: BornToPlay. Blog de videojuegos

Volver al inicio