Menú Cerrar

Resident Evil Code Veronica | BornToPlay. Blog de videojuegos

Resident Evil Code Veronica | BornToPlay. Blog de videojuegos

Cuando hablamos de Resident Evil, una de las sagas de Capcom por excelencia, afloran recuerdos asociados a entregas muy concretas. Se agolpan en la mente momentos inolvidables. Resident Evil 2, seguido de su primera entrega Resident Evil, posiblemente sea el capítulo de la serie que más se ha grabado a fuego en el recuerdo de los jugadores. Sin olvidar, por supuesto, el protagonismo adquirido por el influyente Resident Evil 4.

Resident Evil: Code Veronica fue en su día el “Resident” de la nueva generación y la secuela directa de RE2. Uno de los títulos exclusivos más importantes de Dreamcast durante un tiempo. No solamente hablamos de una bestia técnica del momento, forjada de acuerdo con el potente hardware de la primera consola de 128 bits. Code Veronica era la primera entrega de la serie en incluir movimiento 3D, una cámara que sigue la acción y escenarios poligonales que sustituían a los clásicos pre-renderizados. La mayoría de sus estupendas cinemáticas estaban generadas con el propio motor del juego.

Sin embargo, el paso de los años ha tratado injustamente a Resident Evil: Code Veronica, y no precisamente por su acabado técnico, pues ha envejecido genial. Su recuerdo, extrañamente, siempre queda relegado a un segundo plano cuando se citan las entregas favoritas de esta saga. Incluso, resulta habitual apreciar su ausencia dentro de la mayoría de las listas TOP de Survival Horror.

Además de los nuevos entornos poligonales generados en tiempo real, el juego ya mantenía 60 frames por segundo e iluminación dinámica. Los puntos de luz afectaban al escenario y a los personajes. Tampoco debemos olvidar otra de sus grandes novedades, introdujo todos los textos en pantalla traducidos al castellano para poder disfrutar del terror en nuestro idioma, asignatura pendiente que todavía arrastraban los videojuegos de aquellos años.

Todo el mundo recuerda la llegada a la mansión Spencer, la entrada a Raccon City, incluso ese paseo en todo-terreno hasta una zona rural de España donde la acción obtuvo mayor protagonismo por primera vez en la saga. A menudo se recuerdan con cariño estas cinemáticas que dan comienzo al horror. No obstante, todo el mundo parece haber olvidado la estupenda introducción de RE: Code Veronica. Era un vídeo espectacular, muy cinematográfico que en algunos momentos recordaba a secuencias de grandes películas de acción como Terminator II.

Capcom estrujó el procesador de 128 bits de la Katana con un Resident Evil inolvidable: dotado con localizaciones poligonales en alta resolución repletas de detalles, como cucarachas correteando por paredes, un sistema de iluminación que afectaba a todo aquello que entrara en su radio de acción generando cambios de luz, y la posibilidad de llevar un arma en cada mano para disparar a dos enemigos al mismo tiempo. Incluso encontrábamos momentos donde podíamos contemplar la acción en primera persona.

Las novedades que introdujo este capítulo con respecto a sus antecesores mejoraron y potenciaron todo aquello que había servido para lanzar al estrellato a una saga que popularizó un género. Resident Evil: Code Veronica merece un reconocimiento mayor del que se le presta, por todo lo que hemos comentado y por un argumento que por fin nos alejaba de las calles de Raccon City para situarnos en localizaciones más dispares. Actualmente, es la entrega clásica más recomendable junto al incombustible REmake para GameCube.

¡Suscríbete a nuestro canal!

Fuente de TenemosNoticias.com: www.borntoplay.es / RUBIO

Publicado el: 2020-11-18 03:53:33
En la sección: BornToPlay. Blog de videojuegos

Volver al inicio