Menú Cerrar

José M. de Areilza: La Alemania indispensable

José M. de Areilza: La Alemania indispensable


Actualizado:

Guardar

Las elecciones en Alemania se han convertido en un espectáculo emocionante con una campaña centrada mucho más en los candidatos que en los programas. El socialdemócrata Olaf Scholz, actual vicecanciller, ha buscado sobre todo presentarse como el heredero de Angela Merkel. La ha imitado en los mítines al copiar su particular manera de juntar las manos y formar el contorno de un diamante. Su mensaje no ha sido de cambio sino de fiabilidad y continuidad.

Al candidato demócrata cristiano, Armin Laschet, le ha pasado factura su jovialidad y propensión a meter la pata, aunque se ha recuperado en los últimos días. La aspirante verde, Anna Lena Baerbock, que llegó a estar en cabeza y representaba a una nueva generación, se

 ha autodestruido al publicar un libro con páginas plagiadas y no declarar todos sus ingresos a tiempo. Es muy posible que mañana las urnas no ofrezcan un resultado con un ganador claro. Alemania entraría en un interregno largo, con un parlamento muy fragmentado en el que los dos cabezas de lista más votados podrían intentar formar distintas coaliciones de gobierno al mismo tiempo. Ojalá no sea así, porque el momento por el que atraviesa la Unión Europea requiere decisiones de largo alcance, en especial en política internacional. La parálisis alemana por introspección y falta de rumbo es lo último que necesitamos.

Por fortuna, Angela Merkel seguirá unos meses en la cancillería e impulsará la formación un ejecutivo compuesto, algo en lo que tiene una larga experiencia. También el presidente federal, Frank-Walter Steinmeier, acudirá al rescate, como lo hizo en 2018, cuando parecía imposible cerrar un nuevo pacto de gobierno. Estas negociaciones deben marcar el regreso de Alemania a una política seria, basada en la discusión detallada sobre programas y políticas públicas y centrada en el difícil arte de alcanzar consensos. Un ejercicio del poder en el que los expertos en economía, sanidad, energía o política exterior tienen mucho que decir. Será el momento de dejar atrás la banalidad y excitación de esta campaña electoral, con la cautela de saber que el aburrimiento es a veces el mejor aliado del populismo.

Ver los
comentarios

Fuente de TenemosNoticias.com: www.abc.es

Publicado el: 2021-09-24 20:25:46
En la sección: Internacional

Volver al inicio