Menú Cerrar

Las muertes de los presos se duplicaron en 2020

Las muertes de los presos se duplicaron en 2020


Presos en calabozos en San Fernando de Apure. | Foto: Prensa OVP

 

Nueve meses han transcurrido del año 2020 y las muertes de los presos se han duplicado en comparación con el año pasado. Así lo informó Carolina Girón, directora del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), quien además expresó que la situación es realmente alarmante y destacó que la situación se viene presentando tanto en cárceles como en calabozos policiales.

Según el monitoreo del OVP, en el primer trimestre del 2020 murieron 74 presos tanto en cárceles como en calabozos. En las cárceles murieron un total de 57 personas, 28 de ellas por condición salud, lo que representa el 49,12% de las muertes. Mientras en los calabozos se registraron 17 muertes, de las cuales 7 fueron por condición salud, equivalente al 41,18 %.

La directora del OVP explicó que la mayoría de los fallecidos presentaron cuadros de desnutrición y muchos casos estuvieron asociados a tuberculosis, enfermedades respiratorias y obstrucciones intestinales.

En contexto pandemia

“En cuanto al contexto pandemia, en el periodo de abril a septiembre del 2020, tanto en cárceles como en calabozos policiales murieron 242 personas, 133 de ellas por condición salud.”, explicó la abogada y defensora de derechos humanos.

En cuanto a las muertes en las cárceles, murieron 163 presos, de los cuales 93 presentaron problemas de salud, lo que representa el 57,76%. En los centros de detención, en este mismo periodo de tiempo murieron 79 presos, 40 por salud, lo que representa un 50,63% de las muertes.

Comparativo 2019

“Las muertes por salud son sumamente preocupantes porque están en aumento. Vemos que realmente la situación en contexto pandemia y las cárceles aumentó de una manera dramática con respecto al mismo periodo del pasado 2019”, enfatizó Carolina Girón.

Según las cifras que lleva el equipo del OVP, en un comparativo del periodo de enero a septiembre en las cárceles, el año pasado murieron 78 presos, pero en este mismo periodo ya han muerto 218 personas, lo que representa un incremento de 279,49%.

De los 78 fallecidos en cárceles durante nueve meses de 2019, 45 fueron por salud; mientras que de los 218 que van este año ya 121 han muerto por la misma causa, lo que representa un incremento en estas muertes de 268,89%.

En los calabozos policiales, en el mismo periodo de enero a septiembre del 2019, habían fallecido 145 presos. En 2020 van 96 muertes, lo que representa un descenso; mientras que, en lo que respecta a las muertes por salud, el año pasado murieron 66 presos por salud y este año van 47 decesos por este mismo motivo.

“Aunque este año se observa una reducción de muertes en los centros de detención, de todas maneras que mueran 96 personas es grave, porque resulta que ni en las cárceles, ni en los calabozos deben morir presos, porque ellos están bajo la custodia del Estado, no estaban en las calles. El Estado es responsable de su vida, de su integridad física, salud y de su alimentación”, enfatizó Carolina Girón.

Durante todo el 2019 se registraron las muertes de 295 personas, tanto en cárceles como en calabozos. Este año, en el lapso de nueve meses, van 314 fallecidos con un incremento de 106,44%.

De las 295 muertes de todo el 2019, 104 en cárceles y 191 en calabozos, 66 presos murieron por condición salud en cárceles y 87 en calabozos. Este año de los 314 fallecidos, 218 corresponden a cárceles y 96 a calabozos policiales; 121 han fallecido en cárceles por condición salud y 47 en centros de detención.

“Si yo tengo una población penitenciaria desnutrida es evidente que cualquier enfermedad los hace presa fácil de la muerte”, puntualizó Girón.

Sin información del Ministerio

Por otra parte, OVP reconoció porque no están llegando los alimentos a los penales en las cantidades adecuadas. El Ministerio de Asuntos Penitenciarios maneja un presupuesto para la alimentación y se conoce que se han pedido créditos adicionales para ello, pero dicha información no es pública.

La última información que obtuvo OVP sobre el presupuesto destinado para los alimentos de los presos fue en el 2017.

Lo que sí está claro para la organización es que mientras tanto siguen muriendo presos en los penales. De igual forma ha quedado en evidencia que luego de que se aplicó una prohibición de visita radical con los detenidos tras la declaración de la pandemia por COVID-19 en el país.

Luego de cuatro meses, al ver que no había alimentos ni medicinas, han dejado que los familiares lleven alimentos, ropa, calzado y artículos personales.

Liberaciones se han convertido en problemas

Hasta el 26 de agosto el Ministerio de Asuntos Penitenciarios indicó que habían liberado 3.200 presos bajo el régimen de confianza tutelado, tras monitoreo del OVP que se realizó hasta el 30 de septiembre son 3416 presos los liberados; es decir, del corte del Ministerio hasta el último de septiembre salieron 216 presos más.

En tanto, Girón explicó que el régimen de confianza tutelado existe bajo la figura de los artículos del 161 al 164 del código orgánico penitenciario y eso consiste en la ubicación del detenido en un área especial o una unidad de producción dentro del mismo centro penitenciario.

En ese sentido, la abogada manifestó que las liberaciones no son potestad del Ejecutivo a través de un Ministerio. Aunado a esto, afirmó que las liberaciones no son comunicadas al poder judicial y son los jueces los únicos que tienen el poder de otorgar las medidas de cumplimiento de alternativa de la pena y otras medidas.

“Tenemos denuncias de personas que han sido liberadas bajo esta modalidad, pero cuando una autoridad los paró en la calle les dijeron que estaban solicitados. Lo que han alegado en estos casos desde el poder judicial es que estos presos deben estar detenidos porque desde el tribunal no se ha otorgado la respuesta”, relató la directora de OVP.

De la misma forma, Girón destacó que existen otros casos en donde se otorgan este tipo de libertades a personas que están muy mal de salud y en consecuencia se van a morir a sus casas.

133 contagiados y 2 fallecidos por COVID-19

En cuanto al tema de la presencia del COVID-19 en penales o calabozos, el OVP a través de los monitoreos realizados a los anuncios de Alcaldes, Gobernadores o llamados protectores conoció de dos fallecidos, uno en la cárcel que fue en el Centro de Formación de Hombre Nuevo Carúpano, en el estado Sucre , y otro en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) que se trató de un preso político.

En cuanto a los contagios, 130 son de centros de detención preventiva, siendo en Nueva Esparta donde se contabiliza la mayor cantidad y tres en penales larenses, que se trata de un Comandante de la Guardia Nacional destacada en la Comunidad Penitenciaria Fénix Lara y dos funcionarios penitenciarios, lo que da un total de 133 contagiados y dos fallecidos.

De la misma forma se conoció sobre la muerte de 13 funcionarios policiales que se infectaron del virus. /Nota de Prensa

Fuente de TenemosNoticias.com: www.lapatilla.com / LRA

Publicado el: 2020-10-20 17:56:23
En la sección: Nacionales – LaPatilla.com

Volver al inicio