Menú Cerrar

Jesús, ¿un mago como Harry Potter?

Jesús, ¿un mago como Harry Potter?

En las catacumbas de Roma, el arte antiguo pintado en los muros y tallado en ataúdes de piedra muestra a un Jesús multiplicando panes, sanando enfermos y resucitando a los muertos. Todas estas imágenes tienen en común un elemento sorprendente: en cada una de ellas, Jesús empuña una varita. Eso llevó a los eruditos a preguntarse: ¿Los antiguos cristianos veían a Jesús como un mago?

– Anuncio –

Si bien se trata de imágenes muy sugerentes, la mayoría de la evidencia indica que los primeros cristianos no veían a Jesús como un mago. La magia era considerada una búsqueda puramente humana que no era capaz de resucitar muertos, mientras que los creyentes siempre vieron los actos sobrenaturales de Jesús como milagros hechos por medio de un Dios poderoso. De hecho, la “varita” que Jesús llevaba no era una varita, porque incluso los magos de la época nunca llevaban una.

Una puerta de madera en la iglesia de Santa Sabina en Roma muestra a Jesús con una “varita” haciendo milagros: (de arriba a abajo) Jesús levantando a Lázaro, Jesús multiplicando panes y peces, Jesús convirtiendo el agua en vino. (Imagen: © Lee Jefferson)

Magia y cristianismo primitivo

Sin embargo, la magia tuvo mucha relevancia durante la etapa del cristianismo primitivo. Entre los siglos III y VIII, tiempo en que las imágenes de lo que parece un Jesucristo “con una varita en su mano” adornaban los cementerios de los antiguos romanos, el cristianismo aún estaba en su infancia, coexistiendo con el antiguo judaísmo y con los dioses romanos.

Según la Revisión de arqueología bíblica 46: 4 realizada por Lee Jefferson, presidente del programa de religión en Center College en Danville (Kentucky):

Incluso en el momento de algunas de estas imágenes, los cristianos no tienen un acuerdo sobre la Biblia; no tienen un canon; no tienen un entendimiento acordado sobre quién es Jesús.

La magia de ese entonces no se parecía en nada a la magia que vemos en la cultura pop actual. Magia centrada en hechizos, que la gente buscaba de los magos para lidiar con problemas en su vida diaria, desde la enfermedad hasta el amor. Quienes acudían a los magos se llevaban esos hechizos a casa para recitarlos, al igual que nosotros llevaríamos la medicina del médico a casa. Recítalo mal y no funcionará.

En una época de incertidumbre, cuando la gente tenía poco control sobre si sus cultivos sobrevivían y la enfermedad era a menudo una sentencia de muerte, la magia proporcionaba una sensación de control. Dicho esto, tanto los judíos como los politeístas despreciaban la magia, dijo Jefferson. La magia se consideraba supersticiosa y estaba prohibida en el Imperio Romano. Aunque la gente continuó practicándola en privado, los líderes religiosos la veían como una vergüenza.

El sarcófago de Marcus Claudianus en Roma
El sarcófago de Marcus Claudianus en Roma (330-340). (Crédito de la imagen: Lee Jefferson)

En este contexto, algunas personas llamaron a Jesús mago, pero como una forma de difamación. En ese momento, los líderes religiosos politeístas veían el cristianismo como una forma de superstición, como magia. Así lo explica Jefferson:

Quiero decir, aquí está este grupo que se reúne por la mañana y bebe vino y dice que es sangre y come pan y dice que es carne. Probablemente puedas entender por qué la gente pensaba que era supersticioso.

El filósofo griego Celso, un crítico vocal del cristianismo que vivió en el siglo II, fue uno de los que vio a Jesús como un mago.

Pero los seguidores de Jesús nunca lo vieron de esa manera. Su salvador realizó milagros, no magia: poderosos actos de Dios que a menudo desafiaban a la muerte, muy diferente de la búsqueda humana de la magia, que se ocupaba de pequeños asuntos.

Según Jefferson:

No querrías que tu semidiós fuera llamado mago porque los hace parecer menos poderosos.

La capacidad de Jesús para vencer a la muerte, curar a la gente y producir comida y bebida lo elevó por encima de los dioses romanos ante los ojos de cristianos y no cristianos por igual, dijo Felicity Harley-McGowan, historiadora de arte de la Escuela de Teología de Yale.

Creían que Jesús tenía un poder particular sobre la muerte e invocaría su nombre como una forma de aprovechar ese poder, incluso cuando invocaban los nombres de otros dioses.

Los dioses romanos podían sanar y resucitar a los muertos, pero ninguno realizó estos actos directamente o con la agencia de Jesús. Por ejemplo, Asclepio, el dios de la curación, sanó a las personas mediante sueños; Jesús sanó directamente con sus manos. Mientras que Asclepio fue asesinado por resucitar a los muertos, Jesús fue elogiado por ello. El arte cristiano primitivo refleja esa preocupación por los milagros, y se centra menos en su historia de sufrimiento y redención.

por qué se representa a Jesús llevando un objeto que se parece tanto a una varita mágica
Algunas personas llamaron a Jesús mago, pero como una forma de difamación.

Entonces, ¿por qué se representa a Jesús llevando un objeto que se parece tanto a una varita mágica? Los estudiosos tienden a estar de acuerdo en que “varita mágica” no es el mejor término para describirlo. De hecho, la herramienta probablemente no se asoció con la magia en absoluto, simplemente nos parece así, porque se filtra a través de la lente de las concepciones modernas de los magos, como Harry Potter. En los primeros años del cristianismo, la magia no incluía varitas. Ninguna obra de arte conocida de ese período muestra a magos llevándolas, agregó Jefferson. En cambio, muchos estudiosos prefieren el término “bastón” para describir el objeto.

Independientemente, el hecho de que Jesús llevara un bastón en esas imágenes tiene su propio significado. En los primeros años del cristianismo, la gente habría estado familiarizada con Moisés, un profeta judío y otro hacedor de milagros, pero no necesariamente con Jesús. Ese bastón conectaba a Jesús con Moisés, quien también llevaba uno y de hecho hizo milagros con él. “Es como un nuevo Moisés”, dijo Jefferson.

Como explicó la historiadora Harley-McGowan, el bastón era un símbolo de poder que la gente podía reconocer, al igual que una barba o un pergamino habrían demostrado sabiduría.

Ven a esa persona sosteniendo el objeto y pueden entender. El bastón es una señal de su autoridad.

¡Compártelo en tus redes!

Fuente de TenemosNoticias.com: grandesmedios.com / Grandes Medios

Publicado el: 2020-10-21 12:51:46
En la sección: Grandes Medios

Volver al inicio