Menú Cerrar

Mobiliario Para Cocinas – Inoxidables Y Metálicos

Mobiliario Para Cocinas - Inoxidables Y Metálicos

Cuando se trata de abrir un restaurante, los costes de puesta en marcha pueden acumularse rápidamente. Junto con el alquiler del local, las licencias y permisos y los gastos de marketing, la lista del mobiliario para la cocina del restaurante es uno de los principales costes de apertura que hay que planificar.

Y es que no importa qué tipo de restaurante tengas: querrás equipar a tus camareros, anfitriones y personal de cocina con las herramientas que necesitan para hacer su trabajo día a día.

A continuación, te damos algunos consejos para elegir las mejores piezas.

Qué tener en cuenta para comprar tu mobiliario de cocina

Cuando empieces a elaborar la lista de equipos de tu cocina, tendrás que planificar muy bien qué necesitas realmente. Para esto puedes tener en cuenta tu concepto y tu menú. Estos aspectos pueden guiarte en la dirección correcta para crear la lista de equipos, comprarlos y priorizar las piezas a medida que los adquieres.

Menú

El menú que vayas a preparar habitualmente te orientará hacia diferentes tipos de equipos de cocina. Por ejemplo, si sirves principalmente pollo asado, es posible que no des prioridad a una freidora. Por otro lado, si tienes un restaurante, la freidora y la parrilla son bastante importantes, pero puede que no necesites un asador.

Revisa tu menú y haz una lista de todo lo que necesitarías para ejecutar el menú completo.

Concepto

Tu concepto de restaurante tendrá un impacto dramático en la lista de suministros del mismo, desde los productos que pidas hasta el equipo que instales. El concepto difiere un poco de tu menú en el sentido de que trata más de la estrategia general.

Evalúa tu concepto para ayudarte a priorizar cada elemento del mobiliario y equipamiento. Tu equipo más importante necesitará más investigación, ya que generalmente será la inversión más cara.

¿Cuáles son los artículos imprescindibles en el restaurante?

Por supuesto, la respuesta a esta pregunta depende del tipo de comida que se sirva y de la clase de servicio que se preste; un restaurante de servicio completo no tiene las mismas necesidades que una hamburguesería de servicio rápido. Dicho esto, hay ciertas cosas en común entre los equipos que necesitan todos los restaurantes.

Por ejemplo, hornos, cocinas, parrillas, planchas, freidoras, refrigeradores, lavavajillas, vajillas, cubertería y demás son elementos que no pueden faltar en ningún negocio de comida que se precie.

¿Acero inoxidable u otros metales?

Cuando necesitas un nuevo mobiliario para tu cocina, ¿cómo sabes qué material elegir? Entre el acero inoxidable u otros tipos de metal, ¿qué material es el más adecuado para los equipos de cocina de tu restaurante?

Saber cuándo utilizar tu mobiliario de acero inoxidable puede ser un cambio de paradigma para muchos. A diferencia de cualquier otro material, este puede proporcionar herramientas duraderas y resistentes al máximo. Por ejemplo, un escurreplatos de acero inoxidable no se deteriorara tan fácilmente con el agua, ni mostrará signos de óxido. Esto se debe a que el acero inoxidable se encuentra entre las alternativas más resistentes.

En este sentido, cuando la presentación de los alimentos es una parte tan importante para atraer a los clientes a tu local y para que vuelvan nuevamente, es fundamental tener siempre utensilios de acero inoxidable como parte del arsenal de tu cocina.

Por otro lado, cuando se gestiona un local de ritmo rápido con exigencias de rendimiento en una cocina de gran volumen, se necesitan utensilios de cocina que se calienten rápidamente, se enfríen y se limpien con rapidez, y que vuelvan a estar listos para su uso a la mayor brevedad posible. Por eso otros materiales como el aluminio o el hierro forjado pueden ser interesantes en función de la situación.

Conclusión: materiales para el mobiliario de la cocina

Como hemos visto, no existe una respuesta definitiva sobre cuál es el mejor material para tus utensilios de cocina. El acero inoxidable suele ser una buena alternativa, pero en otros casos materiales como el aluminio o el hierro también pueden tener grandes ventajas.

Volver al inicio