Tenemos Noticias de Venezuela y el Mundo

Opinión

El país más j#dido | Por Jacobo Dib Jr.

Por:

caraotadigital

36

Publicado: 15 de marzo, 2019 — 17:39 p.m. (hace 2 meses)



Foto: Cárolain Caraballo

Aquellos venezolanos que vivimos a plenitud el boom petrolero del puntofijismo recordamos con nostalgia cómo entrábamos orgullosos y con la cabeza bien en alto con nuestro pasaporte a cualquier aeropuerto del mundo sin tener que contestar a preguntas incómodas en Inmigración.

En aquella época viajábamos como turistas, no emigrábamos por necesidad como hoy día. Era la Venezuela “saudita”. No nos escapábamos de nada ni de nadie. No nos miraban con envidia, si con respeto, no en balde, al menos durante un largo periodo podíamos ufanáramos de tener entre otras cosas la moneda más estable del mundo.

Tristemente y gracias a una “revolución” que aún hoy pareciera no tener salida, el mundo entero nos ve con ojos diferentes, lástima y  menosprecio se me vienen a la cabeza.

Acabo de llegar de un viaje de reencuentro como padre de familia con el fin de ver y compartir con mis hijas expatriadas.

Ese “feeling” de no ser bienvenido lo percibí en mi entrada a ¡Panamá! Si, a Panamá, país bolivariano, gran colombino….”cuánto tiempo se queda “, “donde “, “cómo ” y “cuando se va “, disculpe, quise decir “cuando se regresa a su país “…Ahh! “muéstreme su pasaje de retorno “. No! Todavía que me hagan el desplante en Europa, en Estados Unidos, pero no en Panamá. Y no lo digo porque el país del istmo sea menos que cualquier otra nación, lo digo porque siendo tan latinoamericanos como nosotros, duele.

Estando en Panamá pude recordar lo que es una vida “normal”.

Caminar por las calles de día y de noche sin paranoia, poder retirar efectivo de un banco y que ese mismo efectivo alcance para alguna compra, ir a un mercado abastecido con comida, ir a una farmacia con medicamentos, disfrutar una caminata en el parque “Omar”….en fin lo normal sin que necesariamente sea perfecto, solo normal.

En Madrid fue diferente.

En el aeropuerto de Barajas fui recibido con una sonrisa y sin siquiera una pregunta inquisidora. El español (que no su gobierno) paradójicamente te hace sentir más a gusto, más en casa que el latinoamericano. ¿Será por aquello de que la madre (patria) siempre querrá más que el hermano? Allí se transpira una sensación de empatía y de sensibilidad hacia los venezolanos, por lo que vivimos, por lo que padecemos.

Reparando mi viejo celular en un local, tuve que explicar a los presentes el peligro que implica poseer uno nuevo en un país como el nuestro. Cuál es su país preguntó alguno, pensé que por mi acento la pregunta estaba de más. ¿Adivinen? Repliqué. Argentina dijo uno, Colombia dijo otro. Tuve que preguntar, “¿cuál es el país más jodido de todos?” Entonces si, al unísono, la respuesta fue la correcta, ¡Venezuela!

En ningún ranking sobre “¿cuál es el mejor país del mundo?” aparece Venezuela. Siempre son los mismos: Suiza, Canadá, Alemania, Reino Unido, Japón, Suecia, Australia, Estados Unidos,  Francia… Quisiera poder escribirle una carta al editor, a cualquiera o a todos, para explicarles que no son solo esos países los mejores, que también lo es (al menos lo fue) Venezuela, pero no tengo argumentos en concreto para sustentar esa afirmación más allá de mi muy sesgada percepción.

Menos aun cuando pareciera que un requisito importante para estar en la lista es el suministro constante de energía eléctrica…Seguro nos incluirán en un futuro cercano, cuando vuelva la cordura, la sensatez de nuestros gobernantes y sobre todo cuando vuelva la luz!

Mientras tanto no me queda sino suspirar con alivio el que aún no se publique la lista de “¿cuál es el país más jodido del mundo?” Que después de tanto sacrificio no sea como lo ha sido antes en nuestra historia patria, incluyendo a aquellos 40 años de democracia tan añorada por muchos, un “quítate tú para ponerme yo”….no, ¡ya basta!

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0